miércoles, 26 de noviembre de 2014

Las 5 cosas que aprendí en mi primer año como guía

Mi campamento no estaba en el medio de la nada, ni metido en un bosque. Más bien, era en la ciudad, en medio de un barrio urbano, casas adosadas y todo. Muchos de los niños que mi campamento albergó eran de bajos recursos, cuyos padres no podían pagar un campamento de pernocta. Era, como muchos otros campamentos, una manera de mantenerlos fuera de las calles y alejados de los problemas. Teniendo en cuenta lo estacionado que estábamos en el barrio, me atrevo a decir que era una necesidad urgente para la mayoría. Yo había asistido a campamentos años antes, y estaba emocionalmente inmerso en ese mundo.

A pesar de eso, cuando comencé como guía tuve una lista de deberes en las que no tenía experiencia en su realización, sin embargo, a finales del año me había convertido en un experto en su ejecución.

5. Realización de un manual de juego

Después de recibir un folleto superficial en la planificación de actividades, mi grupo de compañeros se encargó de crear un juego divertido con lecciones educativas que se arraigado en el tema de la ciencia.

Luego de numerosos intentos para perfeccionar el manual, nos decepcionó sinceramente cuando nuestros superiores nos dijeron que habíamos fracasado. Nuestro ámbito no era lo suficientemente amplio para abarcar todas las edades (6-13) que estaban bajo nuestro cuidado. Esto requiere que demos las mismas enseñanzas en diferentes niveles, es decir, que sirvan tanto para grandes como para pequeños. Se trataba de una gran cantidad de trabajo en equipo y una hábil delegación para coordinar entre todos.

4. Tratar con disruptivas con los niños

Hice mi mejor esfuerzo para hacer las lecciones atractivas y divertidas para todos los estudiantes, pero la planificación no puede hacerlo todo. En la escuela, fui objeto de un enfoque de molde a ser perjudicial, qué hacer con un tiempo de espera de 5-6 minutos.

Es muy fácil caer en los "tiempos muertos" si queremos mantener el orden, entonces aprendí que eso podría no ser lo mejor para un campista. La disciplina debe ser infligida sobre una base caso por caso. A veces no se trata de que vayan a portarse mal, simplemente el niño se beneficiaría de un tipo diferente al del juego. Alentando a esto, hasta cierto punto, incluso puede surgir un juego emergente.

3. Tener en cuenta los diferentes estilos de aprendizaje

Nuestro sistema de enseñanza tiene una fórmula única para hacer manuales. Como guía de campamento, me animaron a construir planificaciones que abarquen múltiples estilos de aprendizaje. Eso sin duda también ayudó al currículum en ciencias que yo estaba desarrollando como profesional. Planeamos cada manual para facilitar el enfoque desde tantos ángulos diferentes como sea posible. Por ejemplo, todas nuestras enseñanzas tenían un elemento kinestésica (física) y lógica. El desarrollo nunca cesó, siempre estábamos en la búsqueda de niños que lucharon con la información de forma se presentó. Hay una necesidad de flexibilidad.

2. La presentación de las ideas de una manera enérgica y divertida

Es comprensible que uno crea que ocurre un mejor aprendizaje cuando los niños son estudiosos y tranquilo. Que el aprendizaje sólo puede tener lugar cuando son tranquilas y absorto en su trabajo. La verdad es lo contrario, el Neurólogo y educador Judy Willis escribe:

"La verdad es que cuando la alegría y la comodidad salen del salón de clases y se sustituyen por la homogeneidad, y cuando la espontaneidad se sustituye con la conformidad, los cerebros de los estudiantes están distanciados del procesamiento de la información eficaz y del almacenamiento de la memoria a largo plazo." Willis añade que “los pensamientos del más alto nivel ejecutivo, tienen más probabilidades de ocurrir haciendo conexiones en un ambiente exuberante para el descubrimiento" en esos espacios los estudiantes conservan ese entusiasmo y por ende conservan más ese jardín de infancia y la alegría de aprender y descubrir cada día. "Diversión en realidad conduce a la participación, y de eso, el aprendizaje. Resumiendo, si los niños participan y se divierten, se sienten más cómodos y dispuestos a hacer preguntas y conectarse a las lecciones.

1. Mostrar la importancia de los campistas

"Por encima de todo, es importante tratar a sus campistas como personas", nos dijo nuestro director. Suena muy obvio, pero a menudo pasa que hay niños que permanecen en el anonimato o son ignorados o hechos a un lado, estigmatizados como "los malos". En estos casos hay que hacerlos sentir que verdaderamente importan, que esperamos cosas buenas de ellos, y nos hacen felices cuando tienen éxito. Quizás esto no va a hacer que dejen de causar problemas, pero va a sembrar semillas en la relación entre el campista y el guía. Esto los hará sentir que significan algo para alguien, así cuando se les pida hacer algo lo harán porque le importan a alguien, y dejarán de hacerse “los malos”

Los guías de campamento son fundamentales para la formación y la educación de los niños, además los ayudan a llevarlos por el camino correcto, para convertirse en ciudadanos productivos. Es por eso que cada vez son más necesarios los guías en los jóvenes; más y más niños deberían de participar en este tipo de programas para enriquecer sus vidas y tener éxito.

Tomado del blog de la American Camp Asociation (Acacamps).

Traducido por: Campamento Mi Guarimba


lunes, 17 de noviembre de 2014

¿Por qué unirse a las redes sociales lo haría ser un mejor padre?

Los adolescentes necesitan espacio. Esto totalmente lo entiendo. Pero a veces también necesitan una mano de ayuda, algunas palabras tranquilas de orientación o tal vez necesitan ser atrapados antes de equivocarse, sobre todo en el mundo en línea.

Un reciente hecho se dio a conocer en Estados Unidos cuando un adolescente víctima del bullying, Halsey Parkerson, y su tía demostraron que las redes pueden ser de gran ayuda. Cuando la tía de Halsey lo recogió en la escuela un día, ella fue testigo al ver a su sobrino siendo intimidado por uno de sus compañeros de clase. Más tarde él le confesó que no tenía amigos y que constantemente era intimidado por sus compañeros.

Así que con la ayuda de Facebook, su tía organizó un mitin en la escuela para defender a su sobrino intimidado al día siguiente, durante la hora del almuerzo. Decenas de personas acudieron a mostrar su apoyo a Halsey, y este se enfrentó al intimidador quien tuvo un repentino cambio de corazón y públicamente pidió disculpas a Parkerson.

¡Qué gran resultado! La efusión de apoyo a Halsey aumentó claramente su confianza, le dio el coraje para enfrentar a su intimidador y se inyectó adrenalina en su autoestima. Pero esto no habría siquiera pasado si no fuera por su tía quien conoce de las redes sociales y que organizó este encuentro en poco menos de 24 horas usando Facebook.

Comprender el mundo en línea es una de las cosas más importantes que puedes hacer por la familia. Ser capaz de navegar por Facebook e Instagram, entender la configuración de privacidad y las opciones de chat y tener una idea de la jerga y los protocolos en línea, le hará un mejor padre o ser un familiar más involucrado.

No sólo va a tener un mayor aprecio por la forma en que sus hijos adolescentes están gastando su tiempo en línea, sino que va tener un poco de “credibilidad tecnología" a los ojos de sus hijos adolescentes. Los chicos serán más propensos a pedir ayuda si hay un problema en línea o al configurar sus opciones de privacidad y perfiles.

Así que, yo animo a los padres a unirse a las redes sociales y aprender cómo funciona. Configurar una cuenta de Facebook, Instagram, Skype, Google+ o Twitter, que son las que los adolescentes usan comúnmente, y participar con ellos en línea. Una investigación de McAfee titulada “La vida secreta de los adolescentes”, muestra que el 95% de los jóvenes australianos están en Facebook, pero el 38% de los padres nunca han visto el perfil de su hijo, por lo que definitivamente es necesario enfocar su energía en ello.

Si aún no se encuentra seguro de dar este paso, recuerde que más allá de hacerlo por usted sino por la seguridad de sus hijos.

Hasta la próxima,


McAfee Cybermum Alex Merton-McCann

martes, 11 de noviembre de 2014

International Camping Congress 2014: Una participación por Venezuela

Una comisión de directores del Campamento Mi Guarimba, representando a todo nuestro staff y como parte de la Asociación Venezolana de Campamentos (Asovencamp), asistió al International Camping Congress, celebrado en Turquía desde el 23 al 27 de octubre de este año.

El congreso cada año cuenta con dos grandes objetivos; el primero, formar y hacer crecer a los asistentes a través de plenarias, foros de discusión, talleres y charlas; el segundo, fomentar la integración mundial entre campamentos.

Desde el año 1997 Venezuela ha asistido para integrarse y compartir con otros movimientos latinoamericanos, como lo ha hecho con Colombia y México, abordando prácticas y formándose entre todos, incluso estableciendo posibles negocios y alianzas.

Para el año 2008 cuando el ICC fue realizado en Canadá, ya la integración latinoamericana se había cumplido, y el objetivo pasó a ser el aprendizaje.

Mientras tanto, Mi Guarimba desde el 2007 inició un modelo de negocios basado en los campamentos colaborativos (campamentos medianos trabajando en un sólo programa), dándose cuenta en el año 2011 que era algo único en el mundo.

Este 2014 recibimos un invitación para exponer a la comunidad mundial este modelo de negocios y la manera de cómo en Venezuela los campamentos se han logrado unir formando un solo grupo de trabajo y cumpliendo los mismos parámetros.

Además en esta oportunidad no sólo llevamos el nombre de Venezuela y la Asovencamp en alto, también nos fue dada una  gran responsabilidad con el nombramiento de Gonzalo Veloz, nuestro director general, como miembro de la Junta Directiva de la International Camping Fellowship, y quien ocupará el cargo Business Development (Desarrollo de negocios).

En cuanto al aprendizaje adquirido, los cuales abordan todo tipo de temas acerca del desarrollo del niños, manejo de los padres, mercadeo de campamentos, desarrollo del personal (subguías, guías, coordinadores, logísticos); son herramientas que permitieron enriquecernos y traer cosas buenas para exponerlas a nuestro staff y clientes.

Es por esto que sabemos que sólo cuando los sueños de unos pocos se convierten en las acciones de muchos, se pueden dar pasos tan importantes en la consolidación de un movimiento campamental de Venezuela.

Hoy más que nunca sentimos que los logros y los aprendizajes que nos deja este congreso, es la sumatoria del esfuerzo de muchos guías, coordinadores, personal logístico, entre otros, que forman parte de esta gran familia de campamentos.

¡Sigamos creciendo juntos y siendo ejemplo para el mundo!

Visita la galería de fotos en nuestro Facebook.


martes, 4 de noviembre de 2014

La experiencia del campamento ¡beneficia a los padres también!

En el mundo actual, los padres pueden sentir la presión externa para asegurarse de que sus niños participen en las actividades ideales, por eso los meten en las escuelas o clases "correctas", y sí, ¡también necesitan tener diversión!

Pero lo que no saben, es que hay que inculcar la independencia y el sentido de propiedad en los niños, por no mencionar la resistencia, y con esto lograr su propia marca de éxito para que los hijos puedan navegar por un mundo en constante cambio. Las experiencias del campamento son excelentes maneras para que los niños aprendan estas habilidades.

Y de esas mismas experiencias, los niños aprenden a tomar riesgos sanos, hacer amigos y vivir como individuos propios dentro de una comunidad de apoyo, ¡se benefician los padres también! Porque cuando los niños están en el campamento, las nuevas perspectivas para padres abundan.

En una entrevista para TIME Healthland, el escritor y psicólogo Michael Thompson, dice para los padres que sienten que deben estar constantemente en supervisión y monitoreo, enviar a un hijo al campamento “los lanza en contra de su propia filosofía y los hábitos de la supervisión constante y el control. Al enviar a un hijo al campamento, tienes que renunciar a eso".

Nuevos estudios han encontrado que la crianza intensiva, definida como "estar involucrado en todos los aspectos de la vida de un niño”, y siempre poniendo las necesidades de su hijo antes de que la suyas propias, puede ser perjudicial para la salud mental de los padres, específicamente las madres.

Pero cuando los niños están en el campamento, a sabiendas de que están en un entorno apropiado para desarrollarse y prosperar por su cuenta, alivia la presión de muchos padres por sentirse demasiado involucrado.


Es el momento de añadir a los padres a la lista de los que se benefician en el desarrollo positivo de una experiencia de campamento, ¡un “ganar-ganar” para los padres y los niños!

Publicado por la Asociación Americana de Campamentos (American Camp Asociation).

Traducido por Campamento Mi Guarimba.