martes, 1 de julio de 2014

Potencial para cambiar vidas



El campamento consiste principalmente en descubrimientos, deportes, pasatiempos, nuevas amistades, canciones, de esta manera generar independencia en los niños. Todo se basa en crear una comunidad en donde los niños puedan ser libres de explorar y crecer.
Por esta razón,  me gustó  tanto “Greene Family Camp”. Sabía lo divertido que sería obtener experiencias como campista, guía y coordinador.  Actualmente valoro estas divertidas experiencias vividas en el campamento. He desarrollado un conjunto de valores y creencias que me han orientado a tomar decisiones y cambiar mi actitud.
Años después de mi último verano en Green, empaque mis pertenencias una vez más como hacía en el campamento, sin embargo  en esta ocasión tome un nuevo camino hacia las tierras fértiles de Mississippi, para comenzar mi viaje como profesor y  miembro de “Teach of America” en el año 2009.
Durante la enseñanza de Algebra en el Instituto Williams-Sullivan, más allá de los estándares estatales, los planes de evaluación  y las pedagogías aprendidas, mi enfoque se basó en las sabias palabras del brillante director del campamento “Loui”. Él constantemente nos recordaba que para los padres, cada campista es el niño más importante del mundo, por consiguiente cada niño merece nuestro respeto, atención y cuidado, esta filosofía me ha guiado en el desarrollo de mis clases .
Loui nos pedía que habláramos de forma independiente con cada uno de nuestros campistas cada día,  como profesor, les doy la bienvenida a todos mis alumnos y los atiendo mientras recibo sus tareas diarias.
Me enseñaron a decir “SI, solo si puedes hacerlo”, como profesor he trabajado en crear una cultura en los estudiantes el cual facilite el aprendizaje, validando que saben y que no, de esta manera poder dedicarnos profundamente en obtener nuevos conocimientos.
Loui me enseño la ideología de “Entrega, Educación y Entusiasmo”. Como profesor, utilice mis estrategias de enseñanza, cantaba canciones de matemática y realizaba horribles chistes, sin embargo sabía que yo era el líder y tenía el poder de convertir mi salón de clases en un lugar divertido y emocionante para aprender.
Ser un buen profesor no quiere decir ser un buen guía. Nuestra meta como profesor no es que los estudiantes pasen un buen rato sino que aprendan los conocimientos necesarios  en su vida, en muchas ocasiones los estudiantes no querrán estar ahí. Constantemente trabajamos en reducir sus presiones y ayudarlos a ser mejores personas, este es un reto que me impulsa a continuar trabajando en la escuela. Las tensiones pueden ser nuevas pero las a bordo de la mejora manera aprovechando mi juventud para aplicar mi visión del futuro. Educación, también consiste en descubrimiento, es mi trabajo asegurarme que todos los estudiantes, (como todos los campistas) sean capaces de explorar y crecer. Esta es una excelente lección que aprendí en el campamento hace mucho tiempo.
 Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Traducido por: El Campamento Mi Guarimba
Originally from www.ACAcamps.org, reprinted by permission of the American Camp Association © YEAR American Camping Association, Inc.

viernes, 13 de junio de 2014

El derecho de jugar

¿Qué pasa cuando los niños y jóvenes no tienen derecho a jugar?
Normalmente vemos el juego como una actividad superficial y divertida, considerada  una pérdida de tiempo. Sin embargo, una vez más al reunirme con el personal del campamento en Alaska, podemos darnos cuenta del peligro de privar a los niños y jóvenes  de oportunidades fundamentales para su desarrollo. Marginalizar el juego es un experimento totalmente injustificado y descuidado.
Jugar es el laboratorio de un niño. Sin este laboratorio, los profesionales de campamentos en Alaska, han sido testigos de algunas interesantes brechas de desarrollo en su preparación. Por consiguiente se generan observaciones y podemos realizar las siguientes preguntas:
¿Qué pasa con los niños que no se les permite tener un tiempo libre no estructurado, es decir un juego no planificado o simplemente una gran experiencia? ¿Qué ocurre cuando los niños no tienen la oportunidad de socializar y promover el trabajo en equipo?
Realmente creo en lo perjudicial que puede ser la ausencia de juegos positivos en la vida de los niños y jóvenes, actualmente estamos viendo niños de seis y siete años que manifiestan emociones y comportamientos de niños de 3 o 4 años. No se encuentran preparados para trabajar en equipo o participar con éxito fuera de su familia. Estos niños podrían conocer los colores, crear oraciones compuestas, manejar muy bien la tecnología y leer, sin embargo no son capaces de compartir espacios y entender a otros, tienen dificultades para manejar los conflictos y carecen de habilidades de resolución de problemas, no han entrenado sus músculos creativos e innovadores. Por consiguiente, debemos preguntarnos qué pasa cuando los niños son privados de su derecho a de desarrollarse mediante juegos. ¿Qué habilidades no han tenido la oportunidad de aprender y practicar?
Entonces, ¿Qué sucede cuando adolescentes no tienen oportunidad para Jugar y desarrollar sus habilidades adultas? Sin el desarrollo de estas habilidades (que consisten en vivir experiencias que proporcionen ambientes seguros de riesgo, errores, reflexión y exploración) podemos observar que las personas jóvenes son incapaces de manejar sus emociones y tomar decisiones de manera independiente o peor aún se sienten decepcionados frente a una derrota. Yo sugiero que muchos de estos jóvenes son los mismos que fallan en su primer año de universidad.
Simplemente no podemos saltarnos los pasos fundamentales para el desarrollo personal sin tener grandes consecuencias.
¿Realmente estamos prestando atención a esta situación?; ¿Actualmente, hemos pensado en disminuir el espacio de juegos de los niños?; ¿Hemos calculado la cantidad de tiempo que los jóvenes pasan en frente sus computadoras en comparación con la cantidad de experiencias compartidas con otros niños? Por ejemplo, un joven de 20 años de edad lleva aproximadamente 10.000 horas frente a una pantalla, cuando se necesitan solo 4800 horas para obtener un título de bachiller. ¿Qué dice esto sobre nuestras prioridades? Hemos considerado que debido al acceso limitado a las actividades al aire libre junto con las grandes cantidades de tiempo invertido en aparatos electrónicos, se ha creado una población de niños poco saludable y con el mayor sobrepeso registrado en la historia.
En ocasiones, escucho hablar sobre las habilidades del siglo XXI, el incremento de las tasas de graduación o preparación laboral. Sin embargo hemos disminuido el tiempo dedicado a jugar; algo básico y fundamental para la creatividad e imaginación que permite el desarrollo de las habilidades del siglo XXI, habilidades no cognitivas y habilidades sociales, las cuales los niños necesitan para crecer y ser personas exitosas, listos para aprender, adaptarse y destacar.
Necesitamos un enfoque balanceado y bien informado como padres, cuidadores, políticos y ciudadanos que nos permita ver el jugar como una forma de invención, una invención que lleva a innovación que finalmente aportará el valor real del siglo XXI
Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Traducido por: El Campamento Mi Guarimba
Originally from www.ACAcamps.org, reprinted by permission of the American Camp Association © YEAR American Camping Association, Inc.

lunes, 2 de junio de 2014

Campamentos: El complemento para la sociedad moderna



¡Increíble el mundo que vivimos!, tenemos grandes cantidades de información y nuevas conexiones sociales a nuestro alcance, mucho más de lo que hubiésemos podido imaginar. Este nuevo mundo ha llegado con un alto precio, debido a que hemos reemplazado gradualmente las interacciones personales por las interacciones tecnológicas. Existen muchos jóvenes quienes no están completamente preparados para la universidad, el trabajo duro o la vida adulta. Estados Unidos tiene el mayor porcentaje de graduandos que desean entrar en colegios universitarios o universidades, sin embargo  también tiene el mayor porcentaje de estudiantes que abandonan la carrera en su primer año.  The partnership for 21st century skills (Conocido en español como el Consorcio de habilidades para el siglo XXI), una organización sin fines de lucro formada por las mejores empresas y educadores con visión del futuro,  ha realizado una investigación que muestra una gran brecha entre nuestro sistema educativo y lo que los empresarios realmente están buscando para sus nuevas contrataciones.
Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, buscan la solución para muchos de los problemas creados por la sociedad moderna, los cuales pueden ser encontrados dentro del campamento, como un suplemento a lo que aprenden en la escuela
1.- Aprendizaje cerebral
El campamento es un excelente lugar para el desarrollo cerebral de los niños. Los rasgos de personalidad que los padres desean en sus hijos como: independencia, confianza, amistad, capacidad de resistencia, carácter, temperamento, determinación y valor son desarrollados por los niños mediante experiencias de calidad dentro del campamento. Estas características provienen de la corteza pre frontal media del cerebro, que nos da la capacidad para hacer cosas importantes como controlar nuestro cuerpo y emociones, conocernos a nosotros mismos y a los demás, sentir empatía con nuestros compañeros, comunicarnos de una manera acorde a la situación, recuperarnos después de un fracaso, adaptarnos a nuevas situaciones, tomar decisiones importantes y superar nuestros miedos. Esta es una muy buena lista de lo qué se necesita para tener una vida exitosa con buena salud mental y emocional, relaciones importantes y la conciencia de generar un impacto en el mundo (Bryson, 2013)
El cerebro crece y se fortalece a medida que es utilizado, por consiguiente cuando los niños viven experiencias de campamentos que requiere tomar riesgos, ser flexibles, manejar emociones (especialmente lejos de sus padres), ser constantes para perfeccionar alguna actividad , crear relaciones y mucho más; de esta manera fortalecer esta importante parte del cerebro para siempre. En el campamento los niños normalmente se sienten seguros y protegidos, el entorno es tan divertido que los niños están dispuestos a esforzarse, trabajar duro y tolerar momentos de frustración, gracias a que se divierten y pasan un buen momento haciéndolo, lo cual permite desarrollar su carácter y les ayuda el resto de sus vidas
2. Experiencias al aire libre
La juventud de hoy en día sufre de un alarmante y limitado acceso o interés al mundo natural. El 18% de los niños que sufren de obesidad son niños que las actividades físicas y el acceso a actividades al aire libre han sido drásticamente alterados. 
Las actividades también han sido modificadas por el  número de horas que los jóvenes dedican frente a sus pantallas, un promedio de 7 horas y media al día. Lamentablemente, el tiempo que pasamos al aire libre ha disminuido un 50% en las últimas dos décadas, a pesar de que los beneficios de la naturaleza y de las actividades al aire libre van mucho más allá de un bienestar físico. La experiencia directa con la naturaleza es importante para el desarrollo intelectual, emocional, social, espiritual y físico (Kellert, 2005). La mayoría de los campamentos de verano tradicionales se basan en actividades al aire libre y les permite a los niños explorar, disfrutar y crear una fuerte conexión con los elementos.  En Liberty Lake, cuando los padres nos preguntan ¿Qué hacen cuando llueve? Les respondo: primero lo llamamos “Rayos del sol líquido” y normalmente cantamos, bailamos y saltamos sobre los charcos de lluvia. Esta es una muy buena actividad pasada de moda, la cual los niños disfrutan al máximo
3. Jugar
Esta no es una mala palabra de 5 letras. Sin embargo,  la sociedad moderna ha marginado seriamente el jugar, de esta manera se niega a los niños  una etapa de la vida llamada ¡Infancia! Lamentablemente, hemos visto la disminución  de un 25 % de juegos en nuestras vidas. Jugar es un proceso normal de desarrollo. Los niños (y adultos) que no les permiten o no los motivan a jugar tienen menos energía, menos interés y menos entusiasmo sobre la vida. No estamos hablando de jugar video juegos en los sótanos de sus amigos, estamos hablando de juegos mano a mano, cara a cara, a la vieja escuela, ensuciándose, raspando sus rodillas, superando sus miedos, cosas reales que nos ayudan a convertirnos en las personas que somos al crecer.
Jugar es una etapa fundamental de aprendizaje en el campamento. Consiste en un proceso de aprendizaje activo y experiencial. El jugar permite a los jóvenes practicar como sobrevivir y prosperar en una comunidad; les enseña como aprender, adquirir habilidades de persistencia, determinación, participación, fracaso, estímulo y perseverancia.
Existe un lugar que conozco…
Actividades que fortalecen el cerebro de los niños, estando al aire libre y en contacto con la naturaleza, físicamente “jugando” y realizando actividades que hacíamos  en nuestros vecindarios hace muchos años, ¡En nuestra sociedad moderna! Uno de los mejores ambientes  para que todo esto ocurra es el campamento. En el pasado muchos padres habían centrado sus esfuerzos en crear y desarrollar hojas de vida de sus hijos, saturando su programación, de esta manera no les permitía que ellos fueran solo “niños”, lo que realmente han sido por cientos de años. Sin embargo, he visto recientemente, volviendo a la normalidad. Los padres no quieren que sus hijos adultos vivan con ellos, quieren que sus hijos se mantengan alejados de las pantallas y fuera del aire acondicionado ya que recuerdan los desafíos de su propia infancia  con gran veneración y ahora buscan lo mismo para sus hijos.
Todos sabemos  donde los niños van a recibir el desarrollo académico para la vida, sin embargo existe un lugar especial donde los niños pueden ir en verano y recibir habilidades fundamentales de preparación social y emocional. Un lugar donde pueden prepararse para la vida. ¡EL CAMPAMENTO!
Peg Smith es la directora ejecutiva de la Asociación Americana de Campamentos (ACA).
Andy Pritikin es el dueño, director y fundador de Liberty Lake Day Camp (Columbus, New Jersey) y actual presidente de la Asociación Americana de Campamentos.
Referencias
Bryson, T.P.  (2014). Bunks are good for brains: The neuroscience of sleepaway camp: Camping Magazine. American Camp Association
Kellert, S. (2005). Building for life: Designing and understanding the human-nature connection. Island Press: Washington, D.C.
Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Traducido por: El Campamento Mi Guarimba

martes, 13 de mayo de 2014

Procesos del verano


         A medida que comienza la rutina del año escolar,  las mañanas camino al colegio y las tardes llenas de tareas y actividades extracurriculares, tus hijos continuarán recordando experiencias del campamento en todo momento y escucharás cosas como  “En el campamento nosotros”. La realidad es que para los niños (e incluso los guías), puede tomar meses procesar los aprendizajes y experiencias del campamento. Los niños procesan sus experiencias utilizando diferentes técnicas de comunicación.
  •  Para los niños que dedican su tiempo dibujando, probablemente descubrirás que están haciendo más dibujos sobre plantas, animales o relacionados a la naturaleza
  •  Para los niños que son escritores, probablemente dedicarán más tiempo con sus diarios, escribiendo historias, poemas y haciendo juegos de palabras
  • Para los niños que son pensadores analíticos, probablemente descubrirás que tus hijos se alejan un poco del grupo mientras están en el patio o en su escuela, simplemente para estar contacto con la naturaleza y poder sentirse familiarizado con el sentido de pertenencia y  tener conexión con el medio ambiente
  •  Para los niños que son bastante conversadores, Incluso te preguntarás cómo es posible que tu hijo todavía tenga nuevas historias sobre el campamento o como todavía se deslumbra y habla con gran emoción sobre el momento cuando saltó en la piscina para agarrar el frisbee

      Uno de los aspectos especiales del campamento, es que los niños tienen su propio mundo lleno de experiencias, que tú como padre solo podrás verlo a través de sus ojos. A pesar de que el campamento podría ser realmente personal para ellos, frecuentemente los niños desean hablar sobre sus experiencias y compartir sus logros contigo. Puede que no haya foto de tu hijo en la tirolina, sin embargo el tiene sus recuerdos en mayor definición que cualquier foto de una cámara profesional. Tu hijo quiere que veas esa increíble imagen que dibuja con sus palabras. La mejor manera de entender sus historias son:
a) Preguntar sobre sus experiencias
b) Simplemente repetir lo que él dice
 ¿Qué tipo de preguntas debería realizar?
¿Cómo te sientes?, ¿Quién compartió esta experiencia contigo?, ¿Qué hiciste para lograr tus metas?, ¿Qué dijeron tus guías?, ¿Qué dijeron tus amigos?, ¿Qué les dijiste a tus amigos?, ¿Te gustaría hacerlo nuevamente?, ¿Qué harías de diferente la próxima vez? Comparte conmigo todas tus experiencias.
¿Simplemente repetir lo que dice?
¡Si, así es! Basta con repetir lo que él dice. Imagina que tu hijo te cuenta su experiencia cuando dibujó una salamandra en el autobús; después que termine su historia, simplemente repite: “¿Entonces me dijiste que utilizaste el color rojo y negro para crear una salamandra que estará para siempre en el autobús? Los niños frecuentemente creen que los adultos no  escuchan por completo todo lo que dicen, sin embargo por medio de la repetición casi literalmente de lo que acaban de decir, les demuestra tu interés en la historia ¡Tanto que fue digno de repetir! Aunque no lo creas los niños le dan mucha importancia a la repetición. A partir de ese momento puedes realizar preguntas que enfaticen el valor de la experiencia que acaba de compartir contigo “¿Entonces los niños que vayan al campamento después de ti podrán ver tu salamandra?”.
Otra estrategia para repetir y demostrar tu importancia por su historia es el  método DLP. Define: Define el comportamiento (Repite lo que dice) Label: Realiza una etiqueta (describe las características) y Praise: Elogia su comportamiento; “¡Pintaste una salamandra en el autobús! Para eso debió ser necesario mucha creatividad y atención, es maravilloso lo que hiciste”.
Si tus hijos sienten que los escuchas y valoras lo que dicen, más compartirán contigo sus experiencias y sentimientos.
Realizado por: Green River Preserve in Cedar Mountain, North Carolina
Traducido por: Campamento Mi Guarimba
Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Originally from www.ACAcamps.org, reprinted by permission of the American Camp Association © YEAR American Camping Association, Inc.



lunes, 28 de abril de 2014

Logra tus metas como guía


¡Ya que tienes tu trabajo ideal este verano, compartiendo con muchos niños, divirtiéndote y manteniéndote activo en el campamento! ¿Cómo  puedes estar seguro que obtendrás exactamente lo que quieres? Sabemos que establecer metas antes del campamento es muy útil y te permite ser más consciente de los resultados que deseas obtener.
Define qué quieres para este verano
Puedes comenzar haciéndote las siguientes preguntas:
·       ¿Cómo quiero que mis campistas se sientan al final de su temporada?
·       ¿Qué quiero que digan los padres de mis campistas sobre mis habilidades como guía?
·       ¿Cómo quiero que mis compañeros y coordinadores se sientan sobre mis habilidades como guía?
·       ¿Cómo quiero sentirme al final de este verano?
·       ¿Cómo realizar mis tareas de la mejor manera posible?
Establece metas SMART
Después de conocer que deseas para este verano, debes establecer metas SMART que te permitan lograr tus objetivos, los cuales deben ser:
·       Específicas (Specific)
·       Medibles o apreciables (Measurable)
·       Accesibles (Attainable)
·       Relevantes (Relevant)
·       Oportunos (Timely)
Ejemplos sobre metas SMART:
·       Quiero lograr que cada uno de mis campistas realice una buena obra cada día
·       Quiero trabajar con mis campistas, para establecer de 3 a 5 reglas principales de nuestra cabaña durante el primer día
·       Quiero decirle “Gracias” a un compañero cada día
Utiliza estos ejemplos como guía para crear tus propias metas para el trabajo de este verano
Toma notas
A medida que avanza el verano, te será de gran ayuda tomar nota sobre tus metas y como has estado logrando cada una de ellas. De esta manera, sí creas una meta como “Lograr que todos mis campistas que se encuentran en nivel I de natación puedan avanzar al  nivel II al final de la temporada”, podrás recordar cada uno de los pasos que realizaste para lograr este objetivo y las habilidades adquiridas. Este cuaderno de notas te servirá como un recordatorio de tus metas durante todo el verano… y más adelante te ayudará a agregar información a tu hoja de vida o curriculum.
Traducido por: El Campamento Mi Guarimba
Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Originally from www.ACAcamps.org, reprinted by permission of the American Camp Association © YEAR American Camping Association, Inc.

jueves, 10 de abril de 2014

10 razones por qué contratar a un ex guía de campamento

    Normalmente cuando hablo con amigos que trabajan en otras industrias, les recomiendo que si llegan a tener un aspirante, que haya sido guía de campamento en algún momento de su vida y además posea buenas referencias de parte del campamento, deben colocar esa solicitud de empleo en la cima de su montaña de solicitudes. Un guía de campamento es uno de los trabajos más complicados que hay, no solo consiste en jugar y divertirse.
    A continuación mi lista de las 10 principales cualidades que se obtienen cuando se contrata a una persona que haya sido guía de campamento:
     Un buen comunicador: Un guía de campamento debe ser capaz de comunicarse efectivamente con niños, padres, compañeros y superiores. Este trabajo es diferente a cualquier otro, los padres dejan lo más valioso de sus vidas con nosotros, (sus guías). En nuestro campamento, los padres tienen oportunidad de hablar por aproximadamente 10 minutos con los guías, de esta manera tener más confianza a la hora de dejar a su hijo en el campamento durante dos semanas. Esta conversación genera un impacto duradero en ellos y normalmente los padres se aferran a cada una de las palabras dichas por el guía. Si un niño está enfermo o extraña su hogar o familia, ese mismo guía es la persona encargada de llamar a los padres para informarles sobre la situación y asegurarles que su hijo se encuentra sano y salvo en buenas manos. 
       Aprendiz de por vida: Cuando una persona trabaja en un campamento se da cuenta que para ser una persona exitosa en el campamento y en sus vidas, deben aprender muchas cosas no solo del campamento y de sus campistas, sino también sobre ellos mismos. Una vez se haya realizado esta transición los guías serán capaces de abordar cada experiencia de sus vidas con la actitud y filosofía de “Querer aprender más”.
      Una persona emprendedora: La mayoría de los campamentos poseen entre 25 y 150 guías. Si bien se mantiene una buena supervisión, nadie está sobre ellos en cada tarea.  Los guías de campamento aprenden rápidamente, en lo que refiere a sus campistas, ellos son las personas encargadas de orientar y ayudar a sus campistas en todo momento. Si uno de sus campistas olvida su cepillo de dientes es responsabilidad del guía conseguirle uno en la enfermería.
     Una persona incansable: Los guías de campamento pueden manejar lo que sea. En ocasiones un guía debe  ayudar a un campista a superar un momento de nostalgia (homesick) mientras realizan sus actividades bajo lluvia durante 4 días seguidos.  Cuando hay un niño en la cabaña con piojos, al darse cuenta de esto en lugar de alejarse (como cualquier persona haría), agarran los guantes, sacan todas las camas, llevan toda la ropa a la lavandería y sacan a todos sus campistas fuera de la cabaña para revisarlos uno por uno. ¡Nuevamente insisto, los guías de campamento pueden manejar y hacer cualquier cosa!
   Un solucionador de problemas: En el campamento intentamos mantener todas las actividades programadas y bien organizadas, sin embargo en un abrir y cerrar de ojos  los planes podrían cambiar. Imagínate saliendo del comedor con 250 campistas y todos los materiales para realizar una actividad, cuando repentinamente comienza a llover y debes cambiar todo tu plan. 
   Un pensador creativo: Cuando necesites diseñar un nuevo plan inmediatamente, déjaselo a un guía de campamento quien rápidamente te ayudará a crear el más brillante y divertido que hayas escuchado. Si crees que una reunión con 10 abogados es intimidante, intenta estar de pie delante de 200 niños que están esperando tener el momento más divertido de sus vidas y el plan que has diseñado para ellos acaba de ser suspendido por lluvia. 
    Un trabajador detallista: Recuerda que los guías de campamento son los responsables de lo más importante en la vida de un padre. ¡Cada detalle es increíblemente importante! Estas son algunas de las preocupaciones de un guía: ¿Un niño tiene suficiente comida en el desayuno?, ¿Tomo suficiente agua?, ¿Hizo nuevos amigos?, ¿Cómo está la piel de su rodilla?, ¿Pudo jugar futbol?, ¿Extraña a su mamá?, ¿Tiene los zapatos húmedos?, ¿Perdió su suéter?, Etc.  ¡Ahora multiplica estas tareas por la cantidad de niños en una cabaña!
   Un líder: No importa si el guía se considera un líder o no, en el momento que un niño llega a su cabaña el guía se convierte en su líder y su mayor modelo a seguir. Los campistas siguen a sus guías en cada momento, es sorprendente como un guía rápidamente aprende a manejar este rol. La manera en que los niños hablan de sus guías al finalizar el campamento demuestra lo grandes líderes que pueden llegar a ser.
   Un jugador del equipo: Los guías de campamentos son algunos de los mejores jugadores en equipo que puedes tener. Ellos han aprendido que no pueden hacer todo por su cuenta y que los mejores resultados son generados cuando se trabaja en equipo. En un campamento, es necesario trabajar en equipo para así saber rápidamente en qué lugar se encuentran sus campistas. Para realizar el juego más divertido, los guías saben bien que no puede ser creado por solo una persona, por el contrario será necesario un gran grupo de trabajo, todos enfocados en la misma meta. La mayoría de las personas vienen a este trabajo pensando que pueden hacerlo todo, sin embargo no tardan mucho en darse cuenta que esta trabajo es físicamente imposible realizarlo solo.
    Una ética de trabajo solida: Es muy difícil explicar a alguien que nunca ha sido guía de un campamento lo fuerte puede llegar a ser este trabajo. Estos estudiantes universitarios trabajan 24 horas durante 3 meses, con muy poco tiempo libre no obstante, realizan todas sus actividades con una sonrisa en el rostro. 
    Empresarios que han sido guías de campamento entienden las cualidades necesarias para hacer este trabajo con éxito en consecuencia, buscan constantemente a guías de campamentos cuando existe una vacante en sus empresas. En conclusión, tener experiencia en un  “Campamento de verano” y poseer ese registro en tu hoja de vida puede convertirte en un empleado potencial y mucho más conveniente.
Anne Archer Yetsko es directora del campamento “Merri-Mac ubicado en “Black Mountain” en Carolina del norte, ha trabajado en “Merri-Mac desde hace 12 años, además es  graduada del “Camp Administration and Leadership Master’s program” en “Touro University” ubicada en Nevada
Traducido por: El Campamento Mi Guarimba
Realizado por: Anne Archer Yetsko.
Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Originally from www.ACAcamps.org, reprinted by permission of the American Camp Association © YEAR American Camping Association, Inc.