image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

El mejor juego de mi vida

 

Antes de ser guía, fui campista. Recuerdo muchos de los juegos que hicieron los guías para mi, pero mas que eso recuerdo como me hacían sentir el estar rodeado de niños iguales que yo pasando el mejor rato de nuestras vidas, ya que nuestros “hermanos mayores” (lo guías de campamento) estaban de la misma manera que nosotros o quizás mas.
Ese sentimiento cuando eres niño de que eres importante porque lograste que el guía perdiera, no se compara con nada en el mundo. 

Hacerles juegos a los niños no es sólo salir del paso, o tener la mejor decoración, o la mejor idea. Es sentirse parte del juego, tratando de olvidarse de todos los problemas y concentrándote en el objetivo de cada uno de nosotros en nuestras vidas, ser feliz. Cada vez que pienso y digo que el juego que estoy realizando es el mejor juego de todo el mundo, los niños se divierten más que nunca, y por ende, yo me siento mejor que nunca

La verdad, es muy difícil sacarse ese papel de autoridad, y sólo disfrutar del momento, pero cada vez que me propongo salir de ese papel, absurdo y sin sentido en muchos casos, es que empiezo a disfrutar cada segundo que paso con las personas más pequeñas que hay, pero las que te llenan la vida cómo muchas de las personas grandes. Sólo porque tengo una camisa de guía y soy más grande, no tengo porque dejar de disfrutar los juegos que hago. Cuando veo a los niños me digo a mi mismo “que alegres son, sin preocupaciones en que pensar”.

Luego me pongo a pensar en las razones por las que me preocupo todos los días, y en que momento me siento así y descubro que, los momentos mas tranquilos, despreocupados y sin estrés son en los que estoy jugando y me estoy divirtiendo. Así es que mientras mas tiempo sea un guía y un campista a la vez, mejor será el juego de mi vida.

Luis Báez. Guía, campista y estudiante de economía UCAB.

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario