image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Busca algo que hacer

Articulo por: Juan Miguel Iturriza "Patata" director del campamento


“Busca algo que hacer”, es una frase que hemos escuchado en reiteradas ocasiones desde que somos niños.
Ya sea de parte de nuestros padres, cuando nos encontraban muy cómodamente “echados” en el sofá de la casa a mitad de nuestras vacaciones del colegio a eso de las dos de la tarde vestidos elegantemente en nuestra pijama más “ruñida” y aún con el desayuno entre los dientes porque la flojera era tal, que a esa hora no nos habíamos cepillado; estando en la universidad y habiendo llegado las vacaciones de semestre, o en las de verano cuando estábamos merodeando por la casa ociosos, “sin producir” y nuestra conciencia nos llama la atención diciéndonos:  “Busca algo que hacer”.

Quizá también estando con nuestros campistas en la hora de descanso con la cabaña a punto de explotar; los Saki-Saki tratando de escapar por la ventana, las Coquetas con mamitis (¡ey no se crean, algunos Robles también!), las Cayenas en medio de una discusión por saber quién es la más bonita de la cabaña y los Chaguaramos inmersos en esa nube compuesta de olor a “sobaco sudado” y a “pecueca”.     En ese preciso instante es cuando entra el coordinador de la temporada o peor aún el director y te consigue hecho un manojo de nervios tratando de resolver esa futura hecatombe, ya pintar el paisaje del campamento no funciona igual, ya jugamos al pistolero 70 veces y la caimanera de fútbol después de comer ya no es tan atractiva como el primer día.

Para que no nos pase esto en el Camp, les ponemos a disposición el libro del famoso Jim Cain, gurú del arte de trabajo en equipo, llamado “Find Something to do” o “Busca algo que hacer”; que esta compuesto de una gran cantidad de actividades que van desde juegos rompe hielo, hasta actividades para promover el trabajo en equipo y lo mejor es que están pensadas para ser realizadas sin ningún material. Esto hace que este pequeño libro se convierta en la herramienta perfecta para esas horas de descanso o “tiempos muertos” y así, impartir un poco más de conocimiento a nuestros campistas o sencillamente entretenerlos.




Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario