image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

De qué trata el mundo de campamentos


Foto cortesia del campamento Aranzazu, Texas







Historia escrita por Katellyn Gillum, ex guía y ahora directiva del Campamento Walden en Nueva York

Si me hubieran dicho hace cuatro años que ser guía de campamento iba a cambiar mi vida, nunca te hubiera creído. Cuando entré mi primer verano al Campamento Walden en Diamond Point, Nueva York, sólo pensaba que iba a ser una experiencia de un par de meses que me iba a dar la oportunidad de trabajar con niños y mejorar mi currículo como prospecto de maestra. Lo que no sabia era que mi mundo iba a cambiar para siempre.

Nunca fui campista cuando era niña, entré al mundo de los campamentos sólo conociendo lo que veía en películas y descubrí que es un ambiente en el que todos se cuidan los unos a los otros, donde se crean amistades duraderas, donde ser tú mismo y arriesgarte a probar cosas nuevas es la base de todo.

Después de vivir la experiencia de un campamento de pernocta, comencé a preguntarme acerca de por qué no hay tanta gente involucrada en los campamentos de verano. El sentido de familia, las oportunidades para crecer y ese factor que siempre puedes ser tú mismo es suficiente para hacer que alguien quiera pasar 2 meses en una cabaña alejado de todo. Tratar de explicar esto a alguien que nunca ha estado en un campamento es muy difícil, les parece algo irreal. Pero es una experiencia tan especial y pocos entienden el impacto que tiene.

No sólo son esos lazos especiales que se crean entre campistas y guías, también son las lecciones que se aprenden, la habilidad de dar y compartir con otros, lo que hace que la experiencia del campamento sea algo sin igual. Estoy segura que no seria la persona que soy hoy si no hubiera pasado varios veranos en el Campamento Walden, ese campamento me permitió crear relaciones duraderas con mis campistas y miembros del staff, además encontré otro lugar al que puedo llamar mi hogar.

Creo que nunca podré pagarle al Campamento Walden por todo lo que me ha dado, pero si sé que puedo compartir mis experiencias y motivar a otros a que se aventuren a entrar en el mundo de campamentos.



El articulo original lo puedes encontrar Aquí



Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario