image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

2 MESES QUE PARECEN 10

        
  En ocasiones campistas, guías, directores  (e incluso nos atrevemos a incluir a los padres) nos sentimos como si viviéramos 10 meses durante 2 meses. 
Lamentablemente,  estos grandiosos meses han llegado a su fin, sin embargo diseñamos la última semana o los últimos días del campamento  para asegurarnos  que nuestros recuerdos sean sellados para siempre, sin importar la tradición de cada campamento (bien sea olimpiadas, canoas, fogatas, ceremonias de cierre) realmente consiste en dar una gran despedida.   Estos rituales nos permiten preservar la diversión, el crecimiento personal, los retos y las victorias obtenidas durante el campamento.

Es normal tener alguna desilusión cuando todo ha terminado, similar a la experiencia sufrida por los campistas, después de todo estuvimos enfocados por mas o menos 8 semanas preparando esta última experiencia: Es emocionante estar en el campamento todos los días, siendo uno mismo, apreciando quién eres realmente, sabiendo que nadie te juzgará por tus acciones, sintiéndote emocionado, retado y dispuesto a salir de tu zona de confort.

La buena noticia es que a pesar de dejar el espacio físico del campamento el cual se ha convertido en su hogar por unas cuantas semanas se llevan consigo gran parte de las experiencias vividas las cuales los acompañarán en su viaje por la vida.

Los campistas realmente tuvieron un gran crecimiento personal este verano,  tuvimos el privilegio de observar en asientos de primera fila como se describían entre ellos mismos de una manera autentica y enriquecedora  (Valiente, compasivo, colaborador, creativo, atento, comprensivo y cariñoso) ¡Estas son solo algunas de las cualidades expresadas ese día!.

De igual manera compartimos otra cualidad con nuestros campistas: “Pasión”, sabemos esto porque lo vivimos cada verano, la búsqueda de una pasión puede cambiar el curso de nuestras vidas, nos ayuda a desarrollar nuestros talentos, buscar nuestra alegría, aprender de nuestros errores y ayudar a los demás. El campamento es donde todos descubrimos lo mejor de nosotros mismos para utilizarlo para nuestro futuro.

Los niños, como nosotros, podrían necesitar un tiempo de transición para adaptarse a la presión y exigencias de la vida fuera de “la burbuja del campamento” (colegios, calificaciones, horarios y aparatos electrónicos, etc.) Este tiempo de transición consiste en celebrar logros recientes, comunicarse con amigos del campamento, mantener recuerdos tangibles que permitirán alinear nuestra galaxia, incluir las nuevas estrellas de nuestra constelación personal quienes iluminarán el camino de la felicidad y del éxito.

No es de extrañar que estemos tan apasionados con el campamento, al fin y al cabo  es la brújula que apunta al norte verdadero.

Marla Coleman fue presidente y portavoz de “La asociación americana de campamentos“(A.C.A por sus siglas en ingles), actualmente es directora fundadora de “Coleman Country Day Camp” en Long Island (Nueva York) y a su vez es miembro de la junta directiva de “Roundup River Ranch” en Colorado perteneciente a “Seriousfun Camp” (anteriormente conocido como “Hole-in-the-wall”) campamento para niños con enfermedades mortales y crónicas

                            

Realizado por: Marla Coleman
Publicado: 23/09/13
Traducido por: Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario