image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

La dinámica del bullying


 
El fenómeno del  bullying  proviene de la necesidad y/o deseo  de dominio social (Pratto & Sidanius, 1999). Niños buscan su lugar en la escala social sin embargo ninguno de ellos quiere estar  en el peldaño más bajo.
El juego de estatus social se hace más intenso a medida que crecen las necesidades sociales  y comienzan a separarse emocionalmente de sus padres y familiares. Es una evolución natural  en la vida, que comienza  a temprana edad, se intensifica en la educación secundaria y continua hasta edad adulta.  Esta concepción consiste en un orden natural basado en las habilidades y comportamiento social donde siempre coloca a algunos niños en la cima de la escala (15%) la mayoría se encuentra en el medio (70%)  y otros son colocados en el punto inferior (15%) 
Cuando el grupo de la cima deben enfrentarse con un conflicto (es decir cuando son molestados, irrespetados o  excluidos por sus amigos) suelen conseguir una manera cómo manejarlo, no desmayan ante estas dificultades, leen las señales de los demás y normalmente logran conseguir una manera de difundir y superar dicha situación enviando un mensaje claro de rechazo a los bullies, normalmente cuando los agresores se sienten amenazados, él o ella termina retirándose.
No obstante para el grupo que pertenece al punto inferior  los problemas del bullying no son tan fáciles de manejar. Cuando se trata de habilidades sociales (hacer amigos, relacionarse con los demás o resolución de conflictos) estos niños suelen sentirse desconcertados debido a que no han desarrollado las mismas habilidades sociales que el grupo de la cima, de igual manera no saben cómo lograr que los bullies dejen de molestarlos, de hecho inconscientemente podrían estar haciendo cosas que incentiven a los bullies a seguir metiéndose con ellos, sus reacciones emocionales se convierten en algo atractivo que llama la atención del bully en su búsqueda de dominio social y aceptación de sus compañeros             
Los niños del grupo medio se convierten en testigos involuntarios, constantemente ven el mal comportamiento,  sin embargo por algunas razones bien sea el miedo, la intimidación o inseguridad sobre su propio estatus social normalmente no dicen nada.

El bullying  se lleva a cabo siempre y cuando no exista la presencia de un adulto. Los niños se agreden entre sí constantemente;  en la escuela, puede ser en la cafetería, durante el recreo, en los pasillos e incluso en los baños en cualquier lugar fuera del salón de clase donde no tengan la supervisión de un adulto, en el campamento el bullying se lleva a cabo durante el tiempo libre, camino a las actividades, en la hora de baño cuando los niños son vulnerables o en las noches cuando algunos guías estén fuera de las cabañas.
Los niños asisten al campamento para sentirse a salvo de las inseguridades de la vida escolar, divertirse, hacer amigos y quizás cambiar su imagen pública en la escuela, de igual manera  asisten  con el deseo de mejorar su estatus social, aprender como sentirse bien con ellos mismos con esperanza de agrandar sus redes sociales. El campamento, en su esencia,  debe ser un lugar donde la seguridad física y emocional  es primordial para así garantizar que los niños tengan la oportunidad de crecer, sin esto los campamentos no son muy diferentes de otras instituciones.
Con ayuda e intervención los niños pueden aprender cómo manejar a los bullies y ser menos propensos a  ser señalados por conductas agresivas.



Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario