image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

7 razones por qué un estudiante de escuela secundaria necesita un campamento.



 Realicé una búsqueda en Google de la frase “Escuela secundaria” y las primeras 2 publicaciones que encontré fueron: “La supervivencia en la escuela secundaria” y “La escuela secundaria: los peores años de mi vida”. Me pareció una buena representación de cómo la mayoría de las personas se sienten durante este difícil periodo.
  Existen algunos aspectos en la experiencia del campamento que son realmente beneficiosos para las personas que se encuentran en esta etapa.
El campamento otorga a estudiantes de escuela secundaria:
1-    Una identidad: Algunos niños necesitan crear su propia identidad. Estudiantes de escuelas secundarias normalmente son definidos por su apariencia, objetos materiales (zapatos de moda, bolsos o dispositivos de juegos), sus padres, calificaciones y su capacidad deportiva. El campamento les permite ser conocidos por: ser grandes arqueros, jugadores de equipo, clavadistas, amantes del kayak, excelente creador de fogatas, cazadores de ranas, verdaderos amigos, y mucho más. Esta lista es interminable. Cuando un niño entra en el campamento tiene la oportunidad de crear su propia identidad. ¡Increíble!. ¿En que otro lugar se tiene oportunidad de hacer esto? Hace unos años tuvimos una niña que vino al campamento solo  porque quería ir a “Phyllis”, siempre le había gustado el nombre y quería que la gente la llamara Phyllis. El campamento incluso te da la oportunidad de cambiar tu nombre. ¡Si deseas¡

2-    Un ambiente emocional seguro: Nuestros estudiantes de secundaria necesitan un ambiente de apoyo emocional donde puedan equivocarse y sin embargo esté bien. Necesitan un lugar donde puedan perder y a pesar de esto nadie se ría de ellos. Por el contrario sus amigos les den consejos sobre cómo hacerlo mejor la próxima vez. Los campamentos ofrecen esto y mucho más.

3-  Una oportunidad de ser niños: Vivimos en un mundo donde los niños están obligados a crecer demasiado rápido. Nuestros hijos necesitan la oportunidad de ser niños otra vez. Tienen la necesidad de hacer fogatas, montar caballos, hacer arco y flecha, disfrazarse, dibujar, jugar y realizar aventuras.

4-    Una oportunidad para estar en contacto con la naturaleza: Nuestros hijos viven en un mundo donde nunca tienen que salir y tener contacto con la naturaleza, realmente este mundo me asusta. Nuestros hijos necesitan ensuciarse, construir fortalezas, nadar en el lago, cazar luciérnagas. Hay cientos artículos de libros que hablan sobre  “el déficit de la naturaleza”  en los niños. Los niños necesitan estar tiempo fuera de casa para desarrollarse emocional, física y mentalmente. A medida que nuestra adicción por teléfonos, computadoras, tablets y videojuegos crece, es cada vez más importante que los niños pasen un tiempo considerable lejos de ellos.

5-    Verdaderos amigos: Existe algo entre las personas que viven juntos, trabajan juntos, juegan juntos y superan desafíos juntos que les permite crear una amistad intensa y de larga duración. Incluso son diferentes de las amistades de la escuela que en ocasiones pueden terminar en un capricho y llenos de drama. Tener una conexión segura con sus amigos del campamento permite que la ruleta rusa emocional de la escuela secundaria sea más soportable.

6-    Mentores: Los niños necesitan personas además de sus padres que les dediquen tiempo, necesitan un modelo positivo a quien seguir. El campamento les brinda asombrosos estudiantes de edad universitaria quienes realmente se preocupan por sus campistas y desean  que se conviertan en  la mejor versión de ellos mismos. Estos niños necesitan personas que puedan enseñarles cómo hacer amigos, como manejar una situación complicada y como ser un buen deportista, además necesitan conocer que hay otras personas quienes se han esforzado en la escuela  y ahora están prosperando. Cuando sus guías les cuentan que el séptimo grado también fue muy duro para ellos, les da esperanza de que la vida no siempre va a ser tan difícil como lo es en el séptimo grado.  
                                           
7-    Una visión más amplia: Los preadolescentes deben saber que el mundo es más grande que su escuela o ciudad natal, cuando su mundo se desmorona alrededor  de los pasillos de su escuela deben saber que su vida no se limita a ese lugar, porque tienen verdaderos amigos en Florida y Louisiana, tienen guías y mentores en Georgia y Nueva York, y además pertenecen a un campamento en las montañas de Carolina del Norte.

  Creo que los niños de hoy en día necesitan los campamentos más que nunca,  especialmente para los estudiantes de escuela secundaria. Estos preadolescentes y nuevos adolescentes necesitan aprender quienes son en un ambiente seguro emocionalmente que les permita jugar al aire libre y aumente su sentido de la aventura.
   Anne Archer Yetsko es directora del campamento “Merri-Mac ubicado en “Black Mountain” en Carolina del norte, ha trabajado en “Merri-Mac desde hace 12 años, además es  graduada del “Camp Administration and Leadership Master’s program” en “Touro University” ubicada en Nevada.
Traducido por: El Campamento Mi Guarimba
Realizado por: Anne Archer Yetsko.
Publicado por: Asociación Americana de Campamentos
Originally from www.ACAcamps.org, reprinted by permission of the American Camp Association © YEAR American Camping Association, Inc.

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario