image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Queridos padres y tutores


Envía a tus niños de campamento.
Por tu beneficio. Por ellos.
Por el campamento y por los campistas en el.
Envía a tus niños al campamento.

En el campamento, ellos van a ser parte de una comunidad propia. Ellos emocionalmente estarán ligados a las actividades que realizarán, tendrán una canción para cada momento, olvidarán cómo bañarse y pensarán que el protector solar es una crema hidratante. Por supuesto, ellos lo harán sin inmutarse a la idea de que eso es raro.


Ellos van a pelear por quién pondrá la mesa, y no pensarán que es absurdo despertarse a las 7:00am en una mañana de vacaciones de verano. Ellos aprenderán a hacer cosas por su cuenta y sobrevivirán durante varios días, además sabrán cómo ayudarse unos con otros.

En el campamento, ellos crecen en el verano lejos de la televisión, y se olvidan de Facebook. Disfrutan la alegría de dormir en un lugar distinto, espantar mosquitos frente a una fogata o bañándose en una piscina. Gozan la sensación de empujar agua tras de ellos con un remo, la curvatura de la tierra bajo sus pies al subir una montaña, o el silbido del aire detrás de la cola de una flecha que disparen. Se olvidan de las apariencias, disfrutan de un bronceado, reconociendo la belleza de una sonrisa sobre cualquier cosa.

Los niños se centrarán más en la vida en el campamento que estando en casa. Aprenderán a perder la noción del tiempo, y sólo lo tomarán en cuenta para cambiarse a otra actividad. Apreciarán los tiempos de espera, pero amarán los que pasen jugando. Así pasen una semana, dos semanas o un mes, el campamento influirá para el resto de sus vidas.

Así que envíe a sus hijos de campamento. Aprenderán a hacer la mesa, sus camas y levantarse temprano. Sabrán cómo ser líderes, remar una canoa, tejer una pulsera, y cantar tan fuerte sea posible. Enviar a sus hijos a campamento para que aprendan a amar a otros y a ellos mismo. Mandarlos les hará darse cuenta de lo que son, o que quieren ser.

Prepárate porque de seguro tendrás un año lleno de historias de campamentos y de muchas canciones. Prepárate porque te dirá muchos nombres de niños que nunca has conocido. Al final ellos siempre quedarán con la necesidad de sol, una fogata y sobre todo de compañerismo.

El campamento es una contagiosa melodía, un cambio de vida en corto tiempo y una locura de verano indescriptible.

Envía a tus niños de campamento.
Por tu beneficio. Por ellos.
Por el campamento y por los campistas en el.
Envía a tus niños al campamento.

Post escrito por: Tamsin Andrews, quien ha sido campista durante todo el tiempo que ella recuerda. Ella pasa sus veranos trabajando en la bahía de Camp Long en Westport, Ontario, y ha estado asistiendo a campamentos de dormir fuera de casa desde la edad de siete años. Actualmente está estudiando Inglés y la escritura creativa en la Universidad de Dalhousie, en el campamento sigue influyendo en sus obras de ficción.

Publicado en American Camp Association

Traducido por: Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario