image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Criando a adolescentes autosuficientes

Los adolescentes no aprenden las responsabilidades durante la noche. Si no has estado trabajando con tu hijo en darles gradualmente un sentido de independencia y dominio de sus vidas, entonces vas a tener un trabajo cortado por ti mismo. No esperes hasta que sea demasiado tarde.

En el momento en que tus hijos están en la escuela secundaria, deberían hacer por sí mismos muchas de las cosas que has estado haciendo para ellos durante toda su vida. ¿Qué hacer cuando su hijo tiene un problema? ¿Correr a ti? ¿O tratar de resolver su propio problema, tal vez venir a pedirte tu consejo cuando han agotado sus propios recursos?

Yo no sé ustedes, pero yo quiero que mi hija sea autosuficiente cuando se vaya a la universidad. Yo quiero que ella sea capaz de elegir sus propios amigos, gestionar sus propios gastos, que esté preparada para el desafío de resolver los problemas cotidianos de una manera eficaz y positiva, y en general obtener su vida adulta con un buen comienzo.

¿Suena difícil? No si comienzas con las pequeñas cosas. Mi hijo me dijo que la mayoría de sus amigos ni siquiera saben dónde sus mamás hacen sus compras de alimentos. No lo podía creer. Mi hija está involucrada en la planificación de las comidas (está en su interés si ella quiere algo que decir en lo que vamos a tener que comer), y ella va a al supermercado conmigo cada semana y me ayuda a marcar cada elemento de la lista. Ella lee las etiquetas, compara precios, y me dice que cuando ella piensa que estoy gastando demasiado dinero en algo. A ella le importa cuánto gastamos debido a que las finanzas de nuestra familia son muy ajustadas, y ella sabe que todo el dinero que ahorramos en el supermercado, permitirá que nuestra familia pueda hacer otro plan. ¡Qué gran lección de vida!

Debido a que las finanzas de nuestra familia son muy ajustadas, mi hija también ha aprendido cómo hacer un presupuesto. Ella no está implicada directamente en nuestra planificación financiera, pero ella me ve haciendo nuestro presupuesto y decidir la forma en que gastamos el dinero. Ella sabe cuándo se tiene que gastar más dinero de lo previsto en un área determinada. Ella sabe que el dinero no crece en los árboles. Ella ya comenzó con el presupuesto de su propio dinero, el gasto de algunas cosas, y a ahorrar un poco.

Una gran cantidad de amigos de mi hija usa ropa de marca cara. Ella sabe que no podemos darnos el lujo de comprar ropa para ella, así que frecuentamos ahorro y consignación en tiendas locales, ofertas, y hacemos un montón de ventas de jardín. Claro, me gustaría poder gastar más dinero en su ropa, pero ella encuentra gran parte de la misma ropa de diseñador visten sus amigos en oferta. A veces algunos amigos se ponen celosos de las buenas compras que hace. Cuando mi hija crezca parte de mí espera que ella puede permitirse cosas bonitas para ella. Pero en el fondo, estoy agradecida por las lecciones de vida que está aprendiendo. Si ella tiene dinero o no, siempre sabrá cómo salir adelante sin importar las circunstancias.

Podrías pensar que esto es una tarea para que los hijos vayan al supermercado y a comprar ropa de segunda mano. Mi hija no lo ve de esa manera. Parcialmente si ella está aburrida le gusta salir de la casa, por eso también pasamos por estas rutinas diarias juntos, resumiéndose así gran parte del tiempo de compartir entre nosotros, pasar el rato y hablar de otras cosas en su mente. Más de la mitad del tiempo que pasamos en la discusión profunda se lleva a cabo en el carro para ir de un lugar a otro. No cambiaría ese tiempo para nada.

No estoy preocupado acerca de si o no mi hija va a ser capaz de cuidar de sí misma cuando ella va a la universidad. Estoy seguro de que estará preparada para el desafío.

Es una estudiante de primer año en la escuela secundaria apenas, y ella tiene cuatro años más para practicar antes de que ella está sola. Ella cocina la cena una vez a la semana, hace parte de la ropa, ayuda a nuestras mascotas y a mantener la casa limpia. A su edad, la tarea es más importante para nosotros y tiene prioridad sobre otras cosas, mientras no sobrecargue csus tareas, pero mi principal preocupación es que ella sepa cómo hacer estas cosas. Especialmente con algo como cocinar se necesita tiempo para aprender algunas de estas habilidades. Y si no tienes la paciencia suficiente para ayudarles a aprender algo así como la forma de cocinar, entonces vamos a aprender a través de ensayo y error. Deja que haga lo que quieran cocinar y que ellos incluso ir a comprar los víveres para hacerlo.

Deja que tus hijos adolescentes programen sus propias citas y hagan otras llamadas de teléfono que normalmente haces por ellos. Creo que todos tenemos un poco de miedo de los teléfonos al principio, pero después de las primeras veces, disfrutarás de la responsabilidad que se han ganado.


¿Crees que notarás los efectos de estos cambio en tu vida? ¡Tendrás menos responsabilidad y exigencias! Es un poco difícil dejar ir al principio y puede que tengas que tomar pasos de bebé en la entrega de las tareas un poco, pero estarás tan orgulloso de tu hijo la primera vez que toman la iniciativa por su cuenta. Cuando salen de casa tendrás menos que preocuparse y sabes que fue un trabajo bien hecho.

Por: Rachel Paxton

Tomado de MomAdvice. Original: Raising a Self-Sufficient Teen

Traducido por: Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario