image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Vivencial 2015… ¡Donde la magia se hizo real!


Entre el calor de nuestra gente, rodeados de las montañas maravillosas de Nirgua, sin dejar a un lado las risas y las buenas vibras, disfrutamos de un fin de semana mágico durante nuestro Vivencial Mi Guarimba 2015.

Una gran oportunidad de integrarnos con los nuevos guías, hacer amigos y compañeros y sobre todo, aprender muchas cosas. Desde el año pasado realizamos este tipo de entrenamiento, en el que el staff debe pasar retos en equipo y además conocer cómo funciona una temporada, y lo más importante, aprender no sólo a divertir sino a educar en valores a nuestros niños.

Durante el sábado disfrutamos del Guárinson (un rally entre guías) en el que los indios nos acompañaron y nos pusieron pruebas que debíamos superar todos juntos para encontrar el preciado objeto que tanto buscamos.

En la noche tuvimos nuestra Magno Fogata, un compartir típico de campamento, que sin duda esta vez fue más especial. Pudimos disfrutar del rito de los ascensos, y celebrar junto a los nuevos directores, coordinadores y guías modelos, esta nueva etapa.

Son invaluables los momentos que vivimos y las buenas cosas que recibimos de nuestros guías, hoy más que nunca estamos seguros que tendremos un magnífico staff para hacer de este verano, el mejor verano.

Además de darle nuestro agradecimiento a todos los asistentes que hicieron posible esta mágica aventura, este año fuimos sorprendidos por una carta del guía Wilhem Marín, dedicada a esta experiencia, que nos encantaría compartir con ustedes… ¡Gracias por este hermoso detalle!

Una jornada particular 
Este artículo no intenta explicar sobre el famoso film italiano ganador del Óscar cuyo título homologa, sólo intenta describir el logro peculiar y diferente que  transmite el campamento “Mi Guarimba”. Este pequeño gran refugio ubicado en algún lugar de Nirgua en el estado Yaracuy (y otros lugares de Venezuela), logró lo que muchos intentan pero muy pocos alcanzan y sólo les bastó un día y medio.  
¡Asombroso!, lograron mostrarle a un joven ilusionista que ellos, el staff completo de Mi Guarimba, también pueden hacer MAGIA.  
No fue su largo y divertido recorrido a caballos, tampoco su extensa tirolina cargada de emoción y seguridad, su hermoso paisaje podría haber contribuido un poco, pero lo que hace mágico a este lugar es sin duda el sentimiento indescriptible por palabras que logran los seres humanos que allí laboran. Más de una vez alguien del staff me preguntó: ¿Qué tal como te está yendo?, me parecía una locura, no encontraba palabras que pudieran resumir lo que sentía, la palabra que buscaba era “inefable” pero incluso ella misma era insuficiente, así que mis respuestas eran cortas, y un “excelente” era la única ocurrencia que tenía para salir de esa entramada pregunta que sé que podría tardar años en responder.  
Quienes creen que el trabajo de Guía de campamento, es un trabajo poco serio, es porque jamás han conocido a un guía de Mi Guarimba, no existe mayor seriedad que la de ser y estar comprometido por mejorar la sociedad y el mundo en el que habitas, cada uno de ellos no sólo cargan su granito de arena, sino que logran con el granito hacer una actividad que divierta, motive, emocione y enseñe a cientos de personas más, a aportar tobitos de un mar extenso de posibilidades. Una locura cargada de cordura, cargada de posibilidades, llena de sentimientos. Desde sus dramatizaciones dignas de las tablas de cualquier parte del mundo, hasta su inmensa preocupación de mantener la seguridad de la actividades, cada momento que realizan entregan todo, y sin duda un poco mucho más.  


El Guárinson… una reliquia escondida en alguna parte del campamento, no era más que un objeto simbólico cuya búsqueda no está relacionada con el exterior, es una odisea interna, cargada de emociones y compartir que te enseñan el trabajo en equipo, ingenio, determinación, y sentido de competencia que no puedes perder para alcanzar tus logros, no puedes más que pensar NO ENTIENDO, no entiendo en que momento estaba rodeado de indígenas que proponían retos, no entendía en cuál momento mi grupo de compañeros pasaron a ser mi tribu y estoy seguro que hubiese dado lo mejor de mí por ellos, no entendía ni siquiera porque la misma comida era tan buena, ni por que las cosas ocurrían en los intervalos de tiempo que nos referían, en un país donde el sentido de la puntualidad y el tiempo (como muchas cosas) parecen estar distorsionados, una persona disfrazada de indio nos despertó, el amanecer nos acompañó, el atardecer nos siguió y un grupo de indígenas que en un momento pude jurar que era real nos llenó de magia, si, un joven mago sabe lo que es eso, ellos lograron lo que todos los ilusionistas intentamos durante muchos años de nuestra vida, “hacerle creer a las personas que lo imposible es posible” esa es la verdadera magia.  
Al llegar a mi casa entendí lo que no entendía, suspiré con un poco de nostalgia por no poder estar ahí para decir esto, entendí que había un personal logístico que casi pasa desapercibido, pero que son un músculo invisible cuya fuerza y actividad constante logran resolver las adversidades desde la parte de atrás para que nosotros disfrutemos sin preocuparnos, entendí que existe un personal directivo que AMA lo que hace, y que está dispuesto a hacer cualquier trabajo incluso fuera de sus obligaciones por el bien del campamento, entendí que lo arduo de los procesos de selección no sólo es para encontrar a los mejores, sino a los que quieren realmente dar lo mejor de sí, entendí que la magia no es solo cosa de magos, y que también puedo sorprenderme por ver lo que pasa sin ver por qué ocurre, porque eso es así, porque no tiene que existir explicación, solo tiene que haber magia.   
GRACIAS staff de Mi Guarimba, por darme la oportunidad de conocerlos, gracias Choco por ser esa guía que acompañaba mi tribu, gracias David por ser parte de esa coordinación que preguntaba constantemente “¿Qué tal te ha parecido?”, gracias Camila por ser esa Pocahontas algo clarita que nos regaló 1 minuto más (o un par) para resolver el acertijo de los clavos (y por el dato que me faltaba del clavo arriba), gracias Meche por esa particular sonrisa que contagia, gracias logística por ese fenomenal trabajo, gracias a las señoras de la cocina por siempre atender con la misma amabilidad y sonrisa en el rostro, gracias compañero del Llano por adoptarte como personaje y hacer reír a todos, gracias al personal de los caballos, por saber cómo resolver, tratar y trabajar con estos fenomenales compañeros del mundo, GRACIAS guías en general de Mi Guarimba por ese ambiente tan apasionante y mágico, gracias a Valentina García por invitarme aunque no pudo acompañarnos y Gracias “Poca” por dirigir el escenario donde se realiza la magia.
 Atentamente: Alguien que lograron marcar

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario