image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Ciberacoso en las redes sociales vinculado a la depresión adolescente



El Cyberbullying en las redes sociales está vinculado a la depresión en los adolescentes, según un nuevo estudio que el fenómeno en línea.

La victimización de los jóvenes en línea ha crecido muchísimo en los últimos tiempos, sobre todo después de una serie de suicidios de alto perfil de los adolescentes que habrían sido intimidados en varias redes sociales. En 2013, por ejemplo, una serie de suicidios fue vinculado a la red social Ask.fm, donde los usuarios pueden hacerse preguntas unos a otros de forma anónima. Las muertes de adolescentes que habían sido objeto de abusos en el sitio provocaron que Ask.fm (que fue adquirida por Ask.com en 2014) pusiera en marcha nuevas iniciativas de seguridad. Twitter, asimismo, anunció planes en abril para filtrar tweets abusivos y suspender usuarios por intimidación.

El uso de los medios sociales es sumamente común entre los adolescentes, dijo Michele Hamm, un investigador de pediatría de la Universidad de Alberta, pero los efectos sobre la salud de ciberacoso en las redes sociales es en gran parte desconocido. Regularmente, la intimidación cara a cara durante la adolescencia puede duplicar el riesgo de depresión en la edad adulta, y los efectos de la intimidación puede ser tan malo o peor que el abuso infantil, muestran los estudios.

Un efecto depresivo

En la nueva revisión, Hamm y sus colegas pasean a través de los estudios sobre el acoso cibernético y las redes sociales, se buscaron 36 personas para medir los efectos sobre la salud en adolescentes de 12 a 18 años. A pesar de los estudios, encontraron diferentes resultados de salud y el acoso cibernético a veces se define de manera diferente.

"Había asociaciones consistentes entre la exposición al acoso cibernético y mayor probabilidad de depresión", dijo Hamm Live Science.

Los estudios abarcaron una variedad de sitios sociales, pero Facebook fue la más común - entre 89% y el 97,5% de los adolescentes que utilizan las redes sociales tenía una cuenta de Facebook. Diecisiete de los 36 estudios analizados miraron cómo era el acoso cibernético común, y los investigadores encontraron que una media de 23% de los adolescentes admitieron tenerlo en cuenta. Alrededor del 15% informó que tenían a alguien intimidándolos en línea.

Dos estudios examinaron la prevalencia de las denominadas "bully-víctimas", es decir los adolescentes que son tanto abusivos como intimidados. La investigación sobre el acoso en línea muestra a estos niños a estar más en riesgo de problemas de salud mental. Un estudio encontró que el 5.4% de los adolescentes eran abusivos-víctimas, mientras que el otro informó una prevalencia de 11.2%.

Redes sociales seguras

A pesar de los casos de suicidio muy publicitados vinculados al ciberacoso en las noticias, Hamm y sus colegas no encontraron vínculos coherentes entre la intimidación y las autolesiones en los estudios. Tampoco ven un vínculo constante entre el acoso cibernético y la ansiedad. Algunos estudios encontraron evidencia de estos vínculos, y otros no.

Sin embargo, advirtió Hamm, los hallazgos no significan que no existen estos enlaces. Los 36 estudios utilizaron una variedad de definiciones y los resultados de salud, y no hay suficiente trabajo se ha hecho para confirmar o descartar conexiones entre el acoso cibernético y la ansiedad o autolesiones.

Pero el acoso cibernético y la depresión se fueron mano a mano, informó otro estudio en la revista JAMA Pediatrics. Diez estudios examinaron la relación entre la victimización medios de comunicación social y la depresión, y todos ellos encontraron una conexión.

Si bien estos estudios no pueden demostrar que el acoso escolar causó la depresión, ya que también es posible que los adolescentes deprimidos sean más propensos a convertirse en víctimas de la intimidación que sus pares sanos. Sin embargo, dijo Hamm, uno de los 10 estudios hicieron seguimiento a los adolescentes a través del tiempo y se encontró que el cyberbullying precedió la depresión de los adolescentes, haciendo alusión a una relación causal. La investigación también encontró que cuanto más cyberbullying experimente un adolescente, más graves son sus síntomas de depresión.

Es alarmante que los adolescentes suelan sufrir acoso cibernético en silencio. "Los jóvenes realmente no se atreven a decir a nadie cuando se produce el acoso cibernético", dijo Hamm. "Parece que hay un temor común de que si les dicen a sus padres, por ejemplo, van a perder su acceso a Internet."

Por lo tanto, es importante que los padres responden con cuidado si sus hijos están siendo intimidados en línea, y deben enseñar a los adolescentes el uso seguro de Internet en lugar de cortar el permiso de usar la web, dijo.


"Los padres deben tratar de evitar esto que está ocurriendo y que puede pasar en cualquiera de sus redes sociales", dijo Hamm. "Es una parte importante de la vida de sus hijos. Pero tiene que ser un enfoque de equipo en conjunto."



Traducido por: Campamento Mi Guarimba.


Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario