image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Sin celulares en los campamentos - ¿arcaico o aceptable?



Los niños de hoy son parte de la generación más conectada a los celulares que ha existido, algunos han tenido dispositivos móviles desde la escuela primaria. De hecho, la escuela es probablemente el único lugar donde los niños están sin sus teléfonos por más tiempo que en otro lados.

Por lo que les puede caer de sorpresa cuando al momento de hacer la maleta para un campamento, descubran la estricta regla de “nada de equipos electrónicos” a pesar de lo omnipresentes que se han convertido.

Clavija Smith, CEO de la American Camp Association (ACA) dice que el campamento es un lugar donde los niños aprenden habilidades para la vida como la resolución de conflictos. "Los niños crecen en miles de maneras cuando se dan cuenta que son capaces de resolver las cosas por su cuenta. Así que, mientras que algunos campamentos han adoptado la tecnología mediante la adición de asignaturas digitales optativas a sus programas, como la creación de películas, la mayoría de los padres todavía prefieren tener hijos que abandonen los teléfonos mientras estén en campamento."

Y eso hace que algunos niños, e incluso sus padres, estén un poco ansiosos, dice Louis Bordman, director del Campamento Eisner en Great Barrington, Massachusetts.

Eisner tiene una política completa 'no' de la electrónica, que incluye dispositivos de juegos portátiles, WiFi y reproductores de mp3. Bordman dice que los niños están en el campamento para "aprender a hacer conversación y navegar en amistades y habilidades sociales", entre otras cosas. Si cada campista está sentado en su cama involucrado en un juego de video o mensajes de texto con amigos de la casa, entonces ellos no están conectándose con el mundo que les rodea. Añade que a menudo los padres están encantados con esa política.

¿Por qué precisamente los campamentos prohíben el uso de celulares?

El campamento proporciona un "tipo diferente de compromiso" donde los campistas aprenden a interactuar con otros niños y se desenvuelven en relaciones reales que a veces pueden ser un poco incómodas y complicadas, dice Bob Ditter, un trabajador social que se especializa en la terapia infantil y adolescente.

"Tenemos que enseñar a los niños a interactuar y llevarse bien en el mundo real." Advirtió.

Pero los infractores no son siempre los campistas. Bordman dice que a veces son los padres los que tienen dificultades para acatar la prohibición. Han enviados niños con dos teléfonos, uno es un señuelo y el otro lo esconden y así se comunican con casa.

La artimaña se deshace cuando la oficina recibe una llamada de un padre preocupado por un problema que el campista puede estar experimentando. Consultado sobre el tema, el padre admite que el niño ha enviado mensajes de texto a casa. Y los padres, Bordman dice, parecen estar bien con eso.

Para muchos padres, la cuestión es, de acuerdo con Bordman, que hacen felices a sus hijos al desconectarlos electrónicamente de todo, pero ellos no. Los padres sólo tienen un momento muy difícil que es dejarlos ir y además necesitan la seguridad de que su hijo estará bien. "Los padres quieren inmediatez pero los niños necesitan ser capaces de resolverlo por su cuenta", explica.

Bet Blecherman, madre de tres niños, está familiarizada con la tensión que vive cuando los niños cuando completamente fuera de la red: "es un poco triste no poder escribirles para averiguar cómo la están pasando, y además estoy acostumbrada a levantar el teléfono para llegar a ellos", dice ella.

Blecherman, una blogger influyente que dirige techmamas.com, le gustaría ver algún uso supervisado de dispositivos electrónicos en el campamento. Dado que la tecnología es una parte de la vida moderna, el campamento puede enseñar lecciones a los niños en el ámbito digital, así como en sus interacciones cara a cara.

Ella sugiere permitir los mensajes de texto a los padres, o el uso de dispositivos de mano para jugar un partido durante el tiempo de espera, algo que Ditter piensa que es una buena idea. “A veces, los niños se ponen muy estresados ​​y ser capaz de relajarse con un juego de video es en realidad un beneficio", dice. Eso les permite reagruparse y luego unirse de nuevo.

Smith de la ACA dice: " los campamentos son todavía zonas de tecnología libre, pero son también conocedores de la necesidad de entender la cultura de hoy. La política de cada campamento es diferente, y algunos podrían estar abiertos a ajustar las políticas para permitir algunos tipos de tecnología en ciertos momentos."

Padres, ¿crees que pueden estar en un verano sin mensajes de texto o llamadas de sus hijos? ¿Ellos podrían sobrevivir un verano sin aparatos electrónicos?

Tomado de Mashable.com


Traducido por: Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario