image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Navegando en torno a la independencia de tu hijo


Es lo más normal que los adolescentes quieran pasar más tiempo con sus amigos que con sus padres a medida que van creciendo. Nuestro trabajo está en orientar a los niños a ser independientes, y eso significa dejarlos mover por el mundo. Por suerte, yo he aceptado las necesidades de dependencia de nuestros hijos y me afirmo en su desarrollo como persona independiente, haciendo que se quede conectado con nosotros, incluso cuando sus enfoques de vida cambian.

Es crítico que durante los años de la adolescencia los padres sigan siendo la brújula emocional y moral de sus hijos. Los niños comienzan a experimentar con las relaciones íntimas fuera de la familia, pero para hacer eso con éxito, tienen que ser capaces de confiar en esas relaciones íntimas sólidas que se les ha mostrado en casa.

Así que es importante que los padres se den cuenta de que los años de la adolescencia significan que tienen que invertir esfuerzo extra para tener una conexión crucial con sus hijos. Siempre será normal que un joven de 17 años quiera centrar todo fuera de la familia, y un niño de 13 años que quiera hacer eso, empezará a buscar sus intereses fuera de casa.

Tenemos que invitar a nuestros hijos a confiar en nosotros emocionalmente hasta que estén preparados para depender de sí mismos. Con demasiada frecuencia, en nuestra cultura, dejamos que los adolescentes transfieran su dependencia fuera de la familia, con resultados desastrosos. Los adolescentes a menudo renuncian a lo mejor de ellos mismos por cuestiones pasajeras, sólo para estrellarse contra la dura realidad de que otros adolescentes no son capaz de ofrecerles lo que necesitan.

No es un signo de desarrollo emocional saludable para un adolescente el empujar a los padres a la distancia, o que los padres lo permitan. Esa es una señal de una relación dañada. El intento de los padres cuando su relación con su hijo se daña es como intentar empujar una roca cuesta arriba. Nunca será demasiado tarde en la relación con tu hijo para hacer trabajos de reparación y acercamiento. Pero sin duda, es mucho más difícil construir la fuerte conexión que se desea si no hay una buena base.

Sin la comprensión de la vida interior de tu hijo adolescente, es difícil entender lo que quiere. No estoy diciendo que si tienes más conexión significa que te gustarán más sus cosas, y tampoco que hará caso de las que tú quieres para él. Esa es una de las ventajas de ser un adulto (esperamos que puedas tener un mejor juicio de tu hijo). Su corteza frontal está aún en desarrollo en sus veinte años, por lo que todavía está la construcción de su control de los impulsos y la capacidad de prever las consecuencias de sus acciones. El buen juicio, después de todo, se desarrolla a partir de experiencia combinada con la reflexión. La vida proporcionará a tu hijo la experiencia. Tu trabajo es asegurarte de que tienes la oportunidad de reflexionar sobre su experiencia. Pero no se puede hacer eso si juzgas sus malas decisiones. Tienes que hacer buenas preguntas y escuchar sus propias conclusiones.

Así que empieza lento, buscando esa conexión. Encuentra maneras de estar con tu hijo todos los días, y tiempos más largos en los fines de semana. Escucha más de lo que habla. Como dice Stephen Covey, "Buscad antes de entender." Con el tiempo, la relación con tu hijo adolescente se profundizará, incluso mientras está pasando un montón de tiempo con sus amigos y actividades. De hecho, no te sorprendas si una noche se deja caer en tu cama justo cuando estás a punto de apagar la luz para dormir, y quiere hablar de lo que está pasando en su vida en ese momento. Lo sé, quizás necesites dormir, ¡pero lo que te está dando es un voto de confianza! Cada adolescente necesita al menos una relación así en su viaje hacia la independencia.

Escrito por la Dra. Laura Markham, fundadora de AhaParenting.com y autora de los libros Peaceful Parents, Happy Kids: How to stop yelling and star connecting y Peaceful, Happy Siblings: How to stop fighting and raise friends for life.


Tomado del blog de AhaParenting.com.

Traducido por Campamento Mi Guarimba.

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario