image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

¿Preocupado porque su hijo parece ser un poco codiciosos en Navidad?




Tengamos en cuenta que tal vez algo más profundo se desencadenó - un anhelo de lo feliz y perfecto, que puede ser en la vida sentirse envuelto por tu amor. Nosotros los adultos tenemos la misma fantasía, por supuesto. Es parte de la maravilla de las fiestas navideñas - esa promesa de amor transformadora.

La mente humana tiene una tendencia a desear más, más y más. Los niños (como muchos adultos) aún no han aprendido a manejar esos anhelos y dirigirlos hacia lo que realmente importa como lo  es la conexión, la creatividad, la gratitud y el significado.

Desafortunadamente, la investigación muestra que el tener muchas posesiones materiales por lo general dejemos de valorar otras cosas. Cuando no estamos tan agradecidos, no somos tan felices. Así que un montón de material, gratitud ausente, por lo general nos hace más infeliz.

Pero es posible llenar los anhelos profundos de nuestros hijos, no con regalos excesivos - que siempre dejan a los niños sentirse insatisfecho - pero si, con el significado más profundo de las fiestas y de la magia del amor. ¿Cómo?

1. Explícale a tu hijo que sus vacaciones de diciembre se trata de presencia o tiempo juntos, no se trata solo de regalos .Cuando se le pide que haga algo, ¿por qué no dejar los platos en el fregadero? Él esperara un reconocimiento porque está haciendo las cosas bien, pero no todo es material.

2. Manejar las expectativas. Pídele a tu hijo que considere cuidadosamente sus deseos y dile cuatro ideas:

    Un regalo comprado en la tienda que se encuentra dentro de sus medios (esto puede tomar un poco de un lado a otro de discusión).
    Un libro que quiere leer.
    Algo que puedan hacer juntos, como ir al zoo.
    Un "dar" presente que puede regalo a otra persona, al igual que hacen las galletas para la tercera edad en casa o medias de relleno para los niños en un refugio.

3. Llenar el corazón de su hijo celebrando el amor de su familia. Todos los días, hacer algo para reunir a tu familia, incluso si es simplemente disfrutar de las luces de Navidad. Cambiar de lugar la mesa y compartir apreciaciones. Hacer una cadena de papel juntos, escribiendo una apreciación en cada enlace: “papá hace los mejores panqueques, Michael me dejó usar su camioneta, la abuela tiene una hermosa sonrisa”. O escribir notas de amor de agradecimiento a los demás, ya sea anónima o firmada, y los esconden en la casa donde van a encontrar. Sin embargo usted lo hace, deje que su experiencia de niño cómo dar amor crea más amor.


4. En sus vacaciones de prioridad a los valores y a las actividades familiares. Minimiza el enfoque en tiendas y ajetreo. En su lugar, cenen y compartan acerca de sus vacaciones y lo que significa para ti. Leer y hablar de libros sobre temas de las vacaciones. Encuentra actos de bondad que sus hijos puedan participar en, porque cuando actuamos con amabilidad hacia los demás,  nos hace felices en el interior. Piense en cada actividad de vacaciones - envoltura de regalos, hornear, decorar - como una oportunidad para conectarse y crear un poco más de amor en el mundo.

5. Dale a tu hijo la experiencia de la abundancia de formas simples. Si puedes deja que tus hijos se deleiten con esa sensación de abundancia mientras se practica la pervivencia de sus valores y de su presupuesto. Si le estas regalando un viaje al zoológico, imprime una foto de su animal de su favorito y un certificado simple,  lo envuelves , completa con la cinta. Hornea galletas decoradas en conjunto para llevar a todas las personas mayores cuando visitó la tía Sue, asegúrese de tomar fotos. Entonces imprimir una Encomienda de generosidad con su nombre en él, junto con una foto de un feliz galletada,  envuelvelo con una cinta y una galleta en una bolsita. Eso probablemente traerá tan grande una sonrisa a su cara como un juguete, sobre todo cuando se regale a todos los presentes con una historia sobre lo feliz que hizo los de la tercera edad.

6. Dale a tu hijo el don de respuestas lúdicas a cosas que normalmente te molestarían. Cuando se  se resista a sus instrucciones, finge estas horrorizada. Interpretar cada mal comportamiento, como una solicitud de conexión amorosa. (Si necesita "enseñar" comportamiento adecuado, hazlo después de que se conecte.) Este es uno de los mejores regalos que usted puede dar a su hijo. Estarás tan contentos por la cantidad más cooperativo es que es posible adoptar este enfoque de forma permanente.

7. Minimiza el estrés y llena su propia taza por lo que está de buen humor, viviendo el espíritu de la temporada y difundir el amor y buen humor. Pare de nuevo en sus expectativas y dejar de lado las comparaciones. Tus hijos no quieren unas vacaciones programadas. Quieren su amor y aprecio y alegría. Dar prioridad a conseguir el sueño y cuidar de sí mismo para que puedas darle a tu hijo la mejor - no sólo lo que queda.

No importa lo que piensan, los niños no necesitan el último juguete o el último gadget electrónico. Estas son sólo estrategias para sentirse bien dentro de sí mismos. Y la única manera de que la sensación dure es que se de amor.

Considere los recuerdos que sus hijos están dando forma a este mes de diciembre. Cuando miran hacia atrás, van a describir un padre que comunica el espíritu de la temporada con risas, abrazos cálidos, paciencia graciosa.

¿Qué podrías dejar de lado, sin dejar expresar todo el amor y la alegría?




Original de: Aha! Parenting
Traducido por:  Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario