image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

El secreto de NO Gritar cuando usted está teniendo un mal día



"He estado trabajando duro para no gritarle a mis hijos, pero a veces simplemente no puedo evitarlo. Exploto, y luego me siento tan culpable. Sé que no es realmente lo que mis hijos están haciendo, sino yo que he teniendo un día duro. ¿Es realmente posible que deje de gritar? ¿Cuál es el secreto? “– Natalie

El secreto es la compasión con su hijo, por supuesto, pero primero maneje la compasión consigo mismo. No se puede ser generoso emocionalmente cuando estás estresado. Una vez que te sientas un poco menos tensa, podrás pensar mejor, y serás capaz de llegarle a tu hijo de una manera más relajada y darle la vuelta a lo que está sucediendo, sin gritos. Así que cuando notes que te  sientes irritable, no te sientas mal, eso es parte del ser humano. Todos tenemos días difíciles. Piense en tu irritación como una luz roja parpadeante en el tablero del carro. Cuando usted lo note, que:

        aDuplicar sus esfuerzos para controlar el comportamiento de tu hijo, incluso si le está generando un dolor de cabeza y gritas. b) Regañarlo por no comportarse lo suficientemente bien. c) Extrae el cable de manera que deje de parpadear, y tomarte una copa. (Esto es como para tragar todos esos sentimientos de malestar.) D) Dar las gracias a la señal, y el uso de la oportunidad de preguntarte: ¿Qué podría funcionar en este momento para  que vuelvas a un estado de bienestar, para ser lo sufrientemente generoso con su hijo? 

    b)      No es sorprendente que la mejor respuesta es D. Que la irritación que se siente es un mensaje de que es hora para el mantenimiento preventivo. Si no se hace un poco de auto-atención inmediata, es muy probable que termine explotando.

     c)      Así que en esos días duros, tan pronto como se nota que se siente irritable:
Detener (lo que esté pasando.) Respira, acuérdate que no hay ninguna emergencia real. Tome algunas respiraciones profundas. Piense que será de manejar el momento presente, por lo que no se verá atrapado por sus grandes emociones. Ahora usted tiene la opción de cómo proceder.
Resistir a la situación mientras estás enojado.  Sentirás una necesidad urgente de actuar, pero eso es sólo una indicación de que estás en lucha o huida. Si tu hijo está actuando, necesita un juego de límites con toda la paciencia posible, pero siempre trata de resistir el impulso de ponerle disciplina regañándolo.
Cualquier lección que necesites para enseñarle podrá esperar a un poco más tarde, cuando se esté en calma. Los niños no pueden aprender cuando están molestos, y si estás molesto, va a ser peor. La lección más importante que le puedes enseñar a tu hijo en este momento es la autorregulación.
Cada vez que su corteza frontal anula el malestar emocional, es más sencillo regularse así mismo. Y cada vez que toleres sensaciones inquietantes, aceptándolas sin tomar medidas creas menos drama, y ​​más amor.
Convoca toda tu compasión y dale la crianza que necesita. Tendemos a pensar que tenemos que esperar a que alguien no tan cercano nos diga cómo debemos ser padres, pero la crianza de nuestros hijos requiere que aprendamos de nuestros padres. El padre cariñoso que se necesita en esos momentos difíciles está dentro de ti. Crecer significa tomar muchas responsabilidades, por lo que debemos actuar como un adulto cuando nuestros hijos actúan infantil. Así que se recomienda dar un abrazo (literalmente). 
Pregunta: ¿Qué puedes hacer ahora para volver a un estado de amor y bienestar? Solo hazlo. Si necesita un gran cambio, más horas de sueño, o hacer ejercicios. Y si es algo que no se puede hacer hasta más tarde, como ir a la cama temprano esta noche, escribe una promesa para tí mismo, y mantener esa promesa. 
¿Aun así el mal humor continua? Reúne a tus hijos, abrazarlos, y diles  "Lo siento mucho, pero estoy un poco de mal humor hoy.
Los niños aprenden mucho de eso - cómo manejarse a sí mismos, cómo empatizar, los niños sienten cuando estamos desconectados y estresados, y representar, a menudo un abrazo nos hace volver a nosotros mismos, también. 

 Por supuesto, si estás irritable todos los días, eso es una señal de que necesita cambiar algo en su vida. Te  animo a obtener todo el apoyo que necesitas para hacer eso. Te mereces sentirte bien y tus hijos merecen lo mejor, no lo que queda de ti.


Original de: Aha! Parenting
Traducido por:  Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario