image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

¿Intervenir en una pelea entre hermanos?



"Cuando tu hijo y tu hija están luchando entre sí, queremos que aprendan a resolver sus diferencias con éxito, pero puede que nunca hayan aprendido a hacerlo con éxito a través de los conflictos contigo mismo. Antes enséñales a tus hijos a escuchar, a identificar el problema, a expresar sus sentimientos, a generan soluciones y encontrar un terreno común. Tu tiene que aprender las habilidades de resolución de problemas contigo mismo. "- Laura Davis & Janis Keyser 

¿Intervenir en una pelea entre hermanos? Si lo están haciendo entre ellos mismos, no, y a menudo, lo niños hacen. Son infinitamente creativos. El conflicto es realmente bueno para ellos, ya que les enseña a resolver las cosas con otras personas. Como dice Pamela Dugdale, "Los hermanos son las personas con las que practicamos, son las personas que nos enseñan acerca de la equidad y la cooperación, la amabilidad y el cariño, muy a menudo es la manera más difícil."

Así que recuerde que un ciertas riñas entre hermanos no sólo es normal, sino también necesario. Si la paz depende de los niños se ven obligados a tragarse sus necesidades para dar cabida a los hermanos en una base regular, no es bueno para ninguno de ellos. 

Sus hijos necesitan sus voces para desarrollarse, aprender a expresar sus necesidades, probar estrategias para alcanzar sus metas. Pero también tienen que aprender a escuchar a los demás, usar la empatía, y regular su nivel ira sobre los demás. Y mientras que nosotros ayudamos siendo un buen modelo con estas habilidades. La mayoría de los niños necesitan un poco de entrenamiento específico para poner en practica ciertas habilidades, por lo menos cuando las emociones están a flor de piel.

Así que cuando escuches que tus hijos comienzan a pelear, no te apresure. En cambio, escucha, observa. Si tus hijos parecen atascados, o aumenta la rabia, podrían necesitar tu ayuda para aprender nuevas habilidades. No trates de averiguar quién lo comenzó, quien provocó que, o quien golpeo primero. Esas cosas no solo no funcionan, sino que establece que los niños a sean víctimas y agresores. En cambio, verte a sí mismo como un entrenador para solucionar conflictos. Por ejemplo:

Charley: "¡Jane, se puso a jugar con mis tarjetas de Pokemon y las daño todas!”
Jane: "Yo no dañe sus tarjetas estúpidas."
Charley: "!No son estúpidas, tu eres estúpido!"
Jane: "¡Fuera de mi habitación!"
Charley:   "¡Tú no eres mi jefe!"
Jane: "Yo soy el jefe de mi habitación ¡Fuera!"
Charley: "Tu perdiste mis tarjetas y estropeas mi habitación "!  (CRASH!)
 Jane:" ¡Te odio, Charley MAMÁ! "

¿Qué debe hacer mamá? 
Mamá: (Pensamiento) Hmm debo participar? Estoy ocupada preparando la cena, y, a veces hay que solucionarlo. Pero en este caso, suena explosivo. Tal vez esta es una buena oportunidad para enseñarles mejores habilidades para resolver las cosas juntos.

(Apaga la estufa, toma una respiración profunda y recuerda a sí misma mantener la calma. La investigación muestra que una de las cosas más importantes es que los padres mantengan la calma para ayudar a los niños a aprender a manejar sus emociones. Los niños necesitan experimentar a sus padres en un "ambiente de celebración." -. Si podemos mantener la calma y crear un sentido de seguridad cuando los ánimos se caldean, nuestros hijos finalmente aprenderán a mantener la calma en sí mismos y es el primer paso para aprender a manejar sus sentimientos.)

Mamá: (entra en la habitación de Jane) "He oído algunos gritos ¿qué está pasando?"
Charley: "¡Jane desordenó mis tarjetas de Pokemon!" 
Jane: "¡Charley arruinó el zoológico de animales construí!" 

Ten en cuenta que no debes  empezar a gritar a cada niño por sus "delitos". Ni siquiera tratar de decidir quién tiene la razón, porque sabe que este argumento es parte de un tapiz más grande, y ella no puede ver la imagen completa. Además, la corteza de un niño aumenta inevitablemente la lucha entre hermanos. Eso sólo será contraproducente. En cambio, tú como mama no puedes tomar partido, pero reconoce a ambos niños. 

Mamá: (trata de lidiar con ambos niños) "Ustedes dos son muy molesto!
Jane:" Te odio, Charley "!
Charley:" Te odio más, Jane "!
Mamá: (Tomando una respiración profunda para mantener la calma.) "La norma en nuestra casa es que nos tratamos unos a otros con amabilidad y respeto. Oigo gritos y lenguaje hiriente. Vamos todos a sentarnos. Vamos Charley, siéntate aquí a mi lado. Jane, aquí en mi otro lado. Luego todo el mundo deberá tomar tres respiraciones profundas para poder calmarse y escuchar el uno al otro. Ok, quiero escuchar lo que está trastornando cada uno de ustedes tanto. Uno a la vez. La última vez, Charley fue primero. Esta vez, Jane va primero. Jane, ¿qué pasó?  

Luego de una larga conversación entre los tres, tratando de resolver el conflicto, a continuación, se pedirá a cada niño si hay algo que pueden hacer para reparar las cosas con el otro niño. Al final de la conversación, que podría incluso trabajar que Charley y Jane trabajarán juntos para reconstruir el parque zoológico que fue dañado. Por supuesto, tu no puede hacer esto todas las noches. Estarás ocupada en los quehaceres de la casa. Pero la buena noticia es que no tiene que. Si haces esto por un tiempo, tus hijos empiezan a aprender las habilidades que les estás enseñando y te se sorprenderá de ver a sus hijos empiecen a resolver las cosas sin tu intervención.


Original de: Aha! Parenting
Traducido por:  Campamento Mi Guarimba

 

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario