image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Carta a padres y representantes “Manden a sus hijos al campamento”




Por Tamsin Andrews
Envíen a sus hijos al campamento. Para el beneficio de ellos
Envíen a sus hijos al campamento.

Gracias al campamento, serán parte de una comunidad que les es propia. Se apegaran tanto a las emociones vividas y tendrán una canción para cualquier ocasión, en el momento preciso. Se bañaran a la hora, pensar en el protector solar, en la crema hidratante. Y no se sorprendan, lo harán por muy raro que parezca.

Se pelearan por quien va a poner la mesa, ya no sonara tan absurdo levantarse a las 7:00 am ya no suena absurdo en una mañana de verano. Ellos aprenderán a hacer las cosas por sí mismos, y aprenderán a confiar en otros. Aprenderán cómo sobrevivir por su cuenta durante dos semanas, y que van a aprender cómo ayudarse entre sí. Ellos crecen en el verano lejos de la televisión, y se olvidan de que Facebook existe, disfrutan de la alegría de dormir fuera, golpeando con fuerza mosquitos en la hoguera, nadar todos los días.

Van a saborear la sensación de navegar en canoas, sentir la curvatura de la tierra bajo sus pies, escalar montañas, el silbido de aire. Se olvidaran de las apariencias, saborean las líneas de bronceado, reconocen la belleza de una sonrisa sobre cualquier otra cosa. Se esforzaran para un trabajo que los cumple y los empuja sobre el cheque de pago final.

De cualquier manera, aprenderá a elegir un trabajo que les gusta sobre el sueldo que quieren. Ellos se ramifican más en la vida, para salir de casa. Sabrán cómo perder la noción del tiempo, se darán cuenta solamente por el cambio de actividad. Apreciarán el tiempo de inactividad, y las ráfagas de amor de la actividad. Estarán allí durante una semana, dos semanas, un mes, pero poco a poco todo esto influirá en sus vidas. Así que envíen a sus hijos al campamento. Para que aprendan a establecer mesas y hacer las camas y despertarse temprano. Envíalos para que sepan cómo ser un líder, usar una canoa, tejer una pulsera y cantar tan fuerte como sea posible. Envíalos a un campamento de modo que aprendan a amar, aprender a amarse a sí mismos, y aprender a amar a los demás. Manda a tus hijos al campamento, porque se darán cuenta de lo que son, o que quieren ser. Y prepararse para un año de historias de campamento, y por una serie de canciones. Prepárese para aprender los nombres de los niños que nunca has conocido, tus hijos necesitan del sol, de fogatas y compañía.

Debido a que el campamento es una contagiosa melodía, y un tiempo de cambio de vida, un loco, indescriptible verano. Envíen a sus hijos al campamento.


Firmado por Tamsin Andrews que ha sido un niño de campamento durante todo el tiempo que tiene memoria. Ella pasa sus veranos trabajando en Long Bay campamento en Westport, Ontario, y ha estado asistiendo a los campamentos de dormir fuera de casa desde la edad de siete años. 

Original de: acacamps
Traducido por:  Campamento Mi Guarimba

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario