image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

¿Cómo fomentamos el diálogo sin perder la esperanza?



No resulta extraño observar  la dificultad que tienen tanto la oposición como el gobierno para ponerse de acuerdo. Sin embargo, más allá de esta situación que se plantea y presenta a gran escala, ¿Es posible el diálogo para el ciudadano común?

En algunos hogares resulta difícil establecer el diálogo entre sus miembros, bien sea entre pareja, o entre padres e hijos, quienes si están ya en la adolescencia pueden sentirse más “cómodos” conversando con sus amigos. Diariamente podemos observar en las noticias titulares sobre el fracaso del diálogo, así como escucharlo y evidenciarlo también al salir a la calle, lo cual resulta un denominador común del que muy pocos parecieran estar exentos.
Pero, ¿Cómo fomentamos el diálogo sin perder la esperanza? Antes de responder este interrogante debemos conocer qué es la comunicación.

La comunicación, en sí, es el intercambio de información entre dos o más personas. Una buena comunicación se define por la capacidad para comprender y entender lo que transmite el emisor, siendo “el cómo” lo más difícil en un primer momento, puesto que depende de que seamos capaces de “conectarnos” con la persona que dice el mensaje y pensar que se tienen cosas en común,  lo cual  es una característica clave tanto si la comparamos con el diálogo entre los actores que mencionamos en el primer párrafo (gobierno y oposición) como si logramos describirlo entre los miembros de una familia (adolescente vs padres por ejemplo).

¿Qué hago para lograr una adecuada comunicación?

·         Aprende a observarte a ti mismo ¿Qué mensajes transmites? ¿Cuál es tu lenguaje no verbal? ¿Crees que si quieres transmitir un mensaje de unión y paz pero tienes los brazos cruzados y además muestras tensión el mensaje de paz llegará igual? ¿Crees que si verbalmente dices querer dialogar, pero piensas que tienes la única razón y que el otro debe obedecerte, contribuirás a lograr el objetivo?

·         Estudia y practica el arte de encontrar algo en común con la persona con la que vas a dialogar. Todos tenemos algo en común. A pesar de los muchos años que puedan estar entre tú y tu hijo, hay algo en común ¡Solo hay que pensar, identificarlo y por supuesto querer buscarlo!

·         Intenta transmitir el mensaje desde la razón. No debes dejarte llevar por aspectos automáticos, ya que la comunicación no es igual a conducir. Las emociones son importantes, no deben ser olvidadas, pero definitivamente no deben ser las que tomen el mando en un momento como este.

·         Escuchar es igual de importante que hablar. Baja la guardia, escucha, intenta entender el mensaje que quieren transmitirte sin prejuicios, sin pasado, sin futuro, solo el presente.

Para resolver una situación o conflicto y propiciar el diálogo, se debe comprender y luego aprender a vivir con el conflicto desde el diálogo. Los cambios, las crisis son una constante, debemos aprender a manejarlos desde una perspectiva que beneficie a todos.

Ahora, se debe tener en cuenta que si se desea propiciar una buena comunicación, es importante evitar:
·         La intolerancia
·         La expresión negativa de las emociones
·         El uso de la agresión e intimidación como medio de “control”
·         Recordar constantemente el pasado


Nelson Mandela logró ser el primer presidente negro de Sudáfrica, momento en el cual inició una política de reconciliación nacional, a pesar de los escenarios complejos vividos por su país y por su persona. Esto es de la vida real, lo que tu vives es de la vida real y lo que vive nuestro país también lo es y si una persona tuvo la idea de impulsar el diálogo y reconciliar, tu y nuestro país también podemos tenerla (en el hogar, en la escuela, el trabajo, en las altas esferas) solo –definitivamente– hay que querer que suceda y trabajar para ello.

Tomado de psicochamos

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario