image1 image2 image3

Un espacio lleno de vivencias|repleto de conocimientos|y muchas historias que contar|¡Un lugar para ti!

Autoestima Infantil



La autoestima en los niños puede en la mayoría de los casos mejorarse con un control de los padres y de la familia. En una casa con padres de autoestima alta, los hijos observarán que los integrantes de la familia desarrollan su propio potencial, verán los retos como algo cotidiano y natural y los errores se interpretarán como oportunidades de aprendizaje y no como fracasos que los llenen de culpabilidad.
Si a un niño se le corrige con cariño y somos capaces de fundamentar su necesidad, los niños suelen aprender mucho de los fallos, es importante aclarar que para el desarrollo de una buena autoestima son importantes los límites y la disciplina; los límites deben ser precisos, adecuados y claros, los cuales se deben hacer con respeto, firmeza, delicadeza y amor, la disciplina se debe dar de la mejor manera sin necesidad de llegar a que el niño tenga miedo.
En una casa de autoestima baja, los hijos observarán que los integrantes de la familia no se valoran a sí mismos, cada vez que tienen algún problema esperan que otras personas se lo resuelvan, tienen miedo al fracaso. Los niños difícilmente podrán desarrollar su autoestima, debido a que no existirá estimulación en su hogar, siendo éste el principal entorno para elevar su autoestima.

Para una mejor educación del niño, debemos de tener en cuenta:

·      Temperamento del niño.
·      Intereses.
·      Destrezas.
·      Vulnerabilidad.
·      Mecanismos de Defensa.
·      Nivel Cognitivo.

Sugerencias para desarrollar la Autoestima en un Niño:

·      Desarrollar la responsabilidad del niño, darle la oportunidad al niño de participar en el desarrollo de tareas a manera de aprendizaje, en un ambiente cálido, procurando siempre incentivarlo en forma positiva.
·      Darle la oportunidad para tomar decisiones y resolver pequeños problemas, darle la confianza necesaria para que el niño se desenvuelva sacando a relucir sus capacidades y habilidades.
·      Reforzar positivamente las conductas, ser claro y concreto por alguna labor que ha realizado el niño, siempre debemos alabar su comportamiento en forma específica. Por ejemplo: si el niño arregló su ropa, le dirás: “Que ordenada dejaste tu ropa, gracias por ayudarme”.
·      Establecer una autodisciplina poniendo límites claros, enseñarle a predecir las consecuencias de su conducta. Por ejemplo se le puede decir que si no ordena sus juguetes después de terminar de jugar no verá televisión, y si no lo hace no se le debe dejar ver televisión aunque sea su programa favorito.
·      Enseñarles a resolver adecuadamente el conflicto, enseñarles a que deben aprender de sus errores y faltas como algo positivo, que servirá parta que no se vuelva a cometer los mismos errores.
·      Usar algunas reglas básicas de lenguaje
·      No usar palabras despectivas cuando se corrija al niño. Por ejemplo: se le puede decir: no me gusta que dejes tus juguetes por todas partes, eso me disgusta. No usar palabras como: eres un cochino, desastre, desordenado, entre otras palabras que pueden llevar a que el niño sienta que es así. Eso contribuiría a disminuir su autoestima.


tomado de: guia-infantil.com

Compartir

CONVERSACION

0 comentarios:

Publicar un comentario